Pasa su primera fase el proyecto de ley demócrata para que regresen las tropas estadounidenses de Irak en 2008

Actualizado 15/03/2007 21:02:11 CET

WASHINGTON, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los demócratas salvaron hoy su primer escollo para aprobar una ley que garantice el regreso de las tropas estadounidenses de Irak antes de septiembre de 2008, como fecha límite, al ser aprobada su proposición de ley en el Comité de Aprobación de la Cámara de los Representantes, donde los demócratas cuenta con una ligera mayoría.

Por su parte, los miembros de la Cámara votaron de forma mayoritaria, con 37 votos a favor y 27 en contra, para garantizar la financiación de la guerra --con una partida de 124.000 millones de dólares asignados para gastos de Defensa (equivalentes a 93.700 millones de euros)--, al tiempo que condiciona la retirada de las tropas norteamericanas del país como muy tarde en septiembre de 2008, previsiblemente antes si el Ejecutivo iraquí logra hacerse con las riendas del país y garantizar la seguridad del mismo.

Mientras que los republicanos intentaron eliminar la cláusula relativa al regreso de las tropas, los demócratas insistieron en su permanencia, porque, alegan, presionará al Ejecutivo iraquí que sabrá que su estancia no es eterna, si bien también hay divergencias entre los propios demócratas entre quienes quieren la vuelta de las tropas antes de la fecha marcada, mientras otros se muestran más reacios a imponer una fecha de regreso inamovible.

Según la proposición de ley impulsada por los demócratas, se asignan 95.500 millones de dólares (72.200 millones de euros) para sufragar las guerras en Irak y Afganistán, las que más se cobran del presupuesto en Defensa. Los demócratas también propusieron emplear un lenguaje que no impulsara hipotético recorte económico para financiar las operaciones de las tropas.

"Intentamos poner fin a la autorización de la guerra si los iraquíes y la Administración no cumplen" con sus compromisos, incidió por su parte el presidente del Comité y diputado republicano David Obey.

Por su parte, el republicano de mayor rango en el subcomité que vela por los gastos militares, C.W. Bill Young, tras asegurar que "nadie más que él quiere ver las tropas fuera de Irak", no obstante subrayó que Estados Unidos "no puede permitirse entregar Irak a Al Qaeda".