Actualizado 20/09/2018 13:50 CET

Pekín defiende que el floreciente turismo en Xinjiang demuestra que todo va bien en la región

Ciudad de Kashgar, en la  región de Xinjiang
REUTERS / THOMAS PETER - Archivo

PEKÍN, 20 Sep. (Reuters/EP) -

El floreciente turismo en Xinjiang demuestra que todo va bien en esta región del oeste de China, ha sostenido este jueves el Ministerio de Exteriores chino, en medio de la creciente preocupación internacional por la situación de los Derechos Humanos de los uigures.

Los uigures son una minoría étnica de fe musulmana que denuncia una persecución por parte de las autoridades de Pekín. En estos últimos años, han protagonizado varias protestas que en su mayoría han derivado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad --las de 2009 se saldaron con más de 200 muertos--.

El Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial ha acusado a las autoridades chinas de encerrar a un millón de miembros de la minoría uigur en campos de concentración y de llevar a "campos de adoctrinamiento político" a otros dos millones.

Por su parte, la nueva Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha pedido a China que permita la entrada al país de observadores, mientras que Estados Unidos está barajando sanciones contra funcionarios y compañías chinas vinculados con las denuncias de abusos de los derechos fundamentales en Xinjiang.

China ha rechazado todas las acusaciones de maltrato en la región, pero también ha defendido su represión de los separatistas en ella.

En declaraciones a la prensa, el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang, ha defendido que Xinjiang es una región estable, su economía se está desarrollando bien, su población vive en armonía y goza de libertad religiosa.

En 2017, Xinjiang recibió más de 100 millones de turistas nacionales y extranjeros, un tercio más que el año anterior, ha subrayado Geng. Durante los siete primeros meses de este año, recibió más de 78 millones de visitas, casi un 40 por ciento más que el mismo periodo del año anterior, ha añadido.

"Si Xinjiang no fuera seguro, estable y armonioso, entonces no habría tantos turistas chinos y extranjeros que fueran a ver Xinjiang", ha defendido el portavoz. "Creo que este es un aspecto que demuestra que la situación actual en Xinjiang es buena", ha incidido.

Para leer más