Perú aclara que no deja entrar a la activista saharaui de nacionalidad española por violar normas migratorias

Actualizado 27/09/2017 23:29:10 CET

LIMA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Exteriores de Perú ha aclarado este miércoles en un comunicado que no ha permitido entrar en el país a la activista saharahui de nacionalidad española Jadiyetu El Mohtar Sidahmed, que lleva 18 días varada en el aeropuerto internacional de Lima, porque ha infringido las normas migratorias.

"Por Resolución de la Superintendencia Nacional de Migraciones de 18 de agosto último, se estableció el impedimento de ingreso a Perú de la señora El Mohtar Sidahmed por haber infringido su calidad migratoria de turista durante su reciente estadía en nuestro país", reza la nota oficial.

Al parecer, El Mohtar Sidahmed estuvo en Perú entre junio y agosto con un visado de turista pero en este tiempo participó en actividades políticas alegando ser una de las embajadoras de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

La Cancillería peruana ha aclarado que, desde el 9 de septiembre, cuando intentó entrar de nuevo al país, El Mohtar Sidahmed "permanece voluntariamente en el aeropuerto internacional de Lima puesto que rehúsa reembarcarse a su país de origen y no ha aceptado las facilidades ofrecidas por la Superintendencia Nacional de Migraciones".

Además, el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski ha subrayado que "las autoridades migratorias han respetado los derechos de la señora El Mohtar Sidahmed". "Se encuentra asistida en todo momento por el Consulado General de España en Lima", ha añadido.

La activista saharahui ha denunciado en declaraciones a la agencia de noticias Reuters y a otros medios internacionales las condiciones en las que vive desde hace 18 días. "Estoy durmiendo en un colchón inflable", ha dicho. No se ha podido duchar y se alimenta de la comida que le da la aerolínea con la que voló a Lima, ha detallado.

POLÍTICA DE LA RASD

El Mohtar Sidahmed ha explicado a la agencia británica que llegó como emisaria de RASD con el objetivo de "allanar el camino para restablecer las relaciones diplomáticas con Perú, que se congelaron hace 20 años".

El Ministerio de Exteriores ha recordado en este sentido que "las relaciones diplomáticas con la RASD están suspendidas desde el año 1996, por lo que el Gobierno peruano no reconoce el ejercicio oficial de representación y gestiones diplomáticas a delegados de la RASD en el país".

Con todo ello, ha defendido que, en cumplimiento de las normas migratorias, "corresponde el inmediato retorno de la señora El Mohtar Sidahmed a España". La representante saharahui ha explicado a Reuters que está a la espera de que se resuelva un recurso contra la decisión de las autoridades peruanas.