Perú asegura que los venezolanos "repatriados" son una pequeña cifra comparado con los 1.300 que llegan cada día

Inmigrantes venezolanos por una carretera ecuatoriana para entrar en Perú
REUTERS / STRINGER .
Publicado 15/09/2018 2:57:35CET

LIMA, 15 Sep. (Reuters/EP) -

El superintendente de Migraciones de Perú, Eduardo Sevilla, ha asegurado este viernes que Venezuela tendría que intensificar drásticamente sus esfuerzos para que sus ciudadanos vuelvan al país bajo su "Plan de Repatriación" para tener "equiparidad" entre los que quieren salir y los que quieren entrar, con una media de 1.300 venezolanos que llegan a diario a Perú.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha negado el éxodo masivo de sus ciudadanos y la agobiante crisis económica del país que lo ha impulsado, diciendo que si bien algunos han tenido la tentación de "probar suerte" en el extranjero, la gran mayoría termina arrepintiéndose.

El gobierno de Maduro empezó en agosto a ofrecer a los venezolanos en el extranjero vuelos gratuitos a su país, bajo el llamado "Plan de Repatriación" que los críticos tildan de propaganda. Hasta el momento, 2.866 venezolanos han vuelto a su país, incluidos 190 en dos vuelos desde Perú, según la Embajada de Venezuela en Lima.

Sevilla ha señalado que ese programa no tiene ningún impacto notable sobre la población venezolana en el país andino, que ha aumentado a alrededor de 437.000 personas y a las que se suman la media de 1.300 ingresos cada día.

"Estamos hablando de que en un solo día ingresan seis veces más que todos los ciudadanos que han repatriado", ha afirmado Sevilla en una entrevista. "Deberíamos tener no menos de 45 vuelos a la semana desde Lima a Caracas, para poder tener algo de equiparidad entre aquellos que desean salir y los que desean ingresar", ha aseverado.

El éxodo venezolano se perfila como el último asunto en el que el Gobierno de Maduro ha adoptado una postura radicalmente diferente a la de las organizaciones internacionales y la mayoría de los demás países de la región.

La agencia de migración de Naciones Unidas, que estima que más de 1,6 millones de venezolanos han abandonado su país desde 2015, ha advertido de que el éxodo se acerca a un "momento de crisis" comparable a la situación de los refugiados en el Mediterráneo.

Sin embargo, Venezuela dijo la semana pasada que los patrones migratorios eran "normales" y que la situación se estaba exagerando para justificar una intervención de potencias extranjeras. Según Maduro, no más de 600.000 venezolanos han abandonado el país en los últimos dos años.

Por su parte, Sevilla ha afirmado que la cifra de venezolanos que han solicitado permisos de residencia solo en Perú y Colombia supera los 640.00 venezolanos. "Es un proceso libre y voluntario, no son cifras inventadas, son personas que existen con nombre y apellido", ha añadido.