Perú renueva su ofensiva contra la minería de oro ilegal cerca de una reserva natural amazónica

Publicado 16/07/2015 1:30:26CET

MADRE DE DIOS (PERÚ), 16 Jul. (Reuters/EP) -

La policía de Perú ha arrasado esta semana decenas de campamentos mineros que extraían oro de forma ilegal cerca de una reserva natural amazónica, en una renovada ofensiva para frenar esta actividad, que se había incrementado en los últimos meses.

Las intervenciones cerca de la Reserva Nacional Tambopata han sido las primeras desde diciembre en la región Madre de Dios, al sureste del país, y podrían golpear el repunte incipiente de la producción de oro de Perú, el quinto mayor exportador mundial del metal.

La producción ilegal de oro en Madre de Dios representaba el diez por ciento del suministro nacional del metal precioso antes que el presidente peruano, Ollanta Humala, iniciara el año pasado la represión más dura contra esta actividad.

El alto comisionado de la minería ilegal, Antonio Fernández, ha dicho que la Policía realizará media docena de mega operativos en lo que queda de año, al mismo ritmo del 2014, cuando la ofensiva afectó las exportaciones de oro de Perú.

La ofensiva se había detenido porque se requerían miles de policías para frenar las protestas contra un proyecto de cobre en otra zona del país, ha explicado Fernández.

En una operación de dos días que culminó la noche del martes, la Policía incendió más de 50 campamentos mineros, detuvo a seis individuos sospechosos de trata de personas, y volaron con explosivos decenas de motores empleados en dragas de pozos mineros aluviales. Sin embargo, la mayoría de los mineros habían huido antes de la llegada de las autoridades.

Los críticos afirman que las intervenciones policiales son medidas paliativas que hacen poco para frenar la fiebre del oro desde hace una década en Madre de Dios, impulsada por los altos precios del lingote.

Las autoridades argumentan que la minería ilegal, que utiliza químicos que destruyen la vegetación, ha arrasado más de 50.000 hectáreas en Madre de Dios y podrían destruirse aún más si no se detiene esta actividad.

La represión del año pasado redujo a la mitad la producción de las minas no reguladas en Madre de Dios. En los primeros cinco meses de este año esa producción creció un 28 por ciento frente al mismo periodo del 2014, según datos oficiales.

Para leer más