La Fiscalía dice que el detenido por la filtración en Alemania estaba indignado con los políticos

Hacker
PIXABAY - Archivo
Actualizado 08/01/2019 13:52:23 CET

BERLÍN, 8 Ene. (Reuters/EP) -

El joven que ha sido detenido en Alemania por la filtración masiva de datos de políticos actuó así porque estaba indignado con los mensajes de algunos de los líderes cuyos datos personales ha revelado públicamente, según la Fiscalía.

El supuesto responsable de la masiva filtración de datos de políticos alemanes en Internet ha contado a la Policía que ha actuado solo y que estaba contrariado por las declaraciones públicas de los dirigentes políticos cuyos datos ha difundido.

"Accedió y publicó los datos porque estaba enfadado por las declaraciones públicas de los afectados", ha afirmado este martes George Ungefuk, representante de la Fiscalía de Fráncfort.

El detenido, identificado como un joven alemán de 20 años de edad, fue arrestado el domingo y fue puesto en libertad el lunes, según ha indicado Ungefuk. El representante de la Fiscalía ha dicho que el sospechoso consiguió piratear algunos de los datos aunque otros los consiguió de fuentes abiertas. La filtración de datos se desarrolló en diciembre aunque se hizo pública el 4 de enero.

La Oficina de Investigación Criminal (BKA) de Wiesbaden ha informado este martes de la detención del sospechoso de la filtración de datos de políticos germanos. El joven ha admitido haber llevado a cabo la filtración masiva de datos, según informaciones de autoridades de seguridad a las que ha tenido acceso la agencia DPA. El semanario 'Der Spiegel' ha informado en ese mismo sentido.

La vivienda del detenido fue registrada el domingo, aunque la BKA no ha informado de su ubicación exacta. La filtración masiva de datos afectó a cerca de 1.000 políticos, famosos y periodistas, según el Ministerio alemán del Interior. Cerca de 50 de los casos son considerados de mayor gravedad porque se publicaron paquetes de datos más grandes, como datos privados, fotografías y correspondencia.

Funcionarios de la BKA también registraron el domingo el domicilio de un testigo en Heilbronn y tomaron declaración a otros testigos.

Una persona hasta ahora desconocida publicó a través de una cuenta en la red social Twitter datos personales como números de teléfono, tarjetas de crédito, documentos de identidad y chats de representantes de todos los estamentos políticos y personalidades de la vida pública.

Entre los afectados figuran la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Parlamento germano, Wolfgang Schäuble. La dimensión de la filtración que comenzó en diciembre no fue advertida hasta la semana pasada. El incidente sacudió a la opinión pública y puso contra las cuerdas a los responsables de seguridad informática del país.

Contador