Actualizado 11/02/2012 20:03 CET

La Policía de Bahréin carga contra manifestantes opositores

MANAMA, 11 Feb. (Reuters/EP) -

Cientos de personas se han congregado este sábado con intención de acceder a la plaza de la Perla de Manama, centro neurálgico de las protestas opositoras que comenzaron el 14 de febrero del año pasado, pero la Policía ha cargado y empleado gases lacrimógenos para impedirlo.

Un corresponsal de Reuters ha informado de que los agentes han detenido a dos activistas estadounidenses que participaban en las protestas para exigir una mayor democratización del país, dominado por la minoría suní pese a que la mayoría de la población es chií. Fuentes oficiales han confirmado el arresto y han señalado que ambos serán deportados por dar información falsa sobre sus motivos para entrar en el país.

Varios grupos de activistas se concentraron en diferentes puntos con el fin de converger en la plaza de la Perla, rebautizada plaza Al Faruk. "¡A la plaza, a la plaza!", corearon los manifestantes, liderados por el activista de Derechos Humanos Nabil Rajab. Tras ellos, la Policía advertía con megáfonos de que la marcha no estaba autorizada y les conminaba a dispersarse.

Finalmente emplearon gases lacrimógenos y granadas de sonido contra los manifestantes, según denuncian Huwaida Arraf y Radhika Sainath, integrantes del grupo Testigos de Bahréin.

"Esto demuestra a todos que el espíritu del pueblo sigue vivo y está volviendo y no vamos a irnos", ha afirmado Rajab en declaraciones a Reuters.