La Policía israelí recomienda la imputación por soborno del matrimonio Netanyahu

Benjamin Netanyahu
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Actualizado 02/12/2018 11:49:12 CET

 

El primer ministro niega todos los cargos y asegura que se trata de una persecución orquestada por el jefe de Policía saliente Roni Alsheikh

JERUSALÉN, 2 (EUROPA PRESS)

La Policía israelí ha recomendado este domingo que el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y su mujer, Sara, sean imputados por cargos de soborno en el llamado Caso 4000, según informa el diario israelí 'Jerusalem Post'.

Según la investigación, Netanyahu ofreció al propietario del grupo de telecomunicaciones Bezeq, Shaul Elovitch, beneficios legales a cambio de recibir una cobertura favorable para el mandatario y para su mujer en el portal digital de noticias del conglomerado, Walla.

El informe pone a Netanyahu como sospechoso de "interferir de manera constante y flagrante" en el contenido publicado por el portal -- "a veces a diario -- desde 2012 a 2017, "usando sus relaciones con Shaul Elovitch y su mujer, Iris", y de intentar influir en los nombramientos de personal.

SEÑALADOS

Así, la Policía considera que hay pruebas suficientes para acusar al primer ministro Benjamin Netanyahu "por aceptar sobornos, fraude y abuso de confianza, y obtener beneficios de manera fraudulenta en circunstancias agravantes".

Su esposa Sara debería ser imputada por estos mismos cargos, al que se añade el de obstrucción de la justicia. La Policía recomienda asimismo la imputación de los Elovitch "por sobornos, obstruir la justicia y lavado de dinero".

La investigación también señala a responsables de Bezeq, como el ex jefe de desarrollo y estrategia corporativos, Amikam Shorer, el empresario Ze'ev Rubinstein, vinculado a ambas familias, y un hijo de los Elovitch, Or, miembro de la junta de Bezeq, así como la ex consejera delegada de Bezeq, Stella Handler.

La Policía ha descartado de la investigación a uno de los hijos de los Netanyahu, Yair.

NETANYAHU NIEGA TODOS LOS CARGOS

Netanyahu ha respondido inmediatamente a la recomendación, que en su opinión no solo carece de base legal sino que obedece a una conspiración en su contra en el seno de las fuerzas de seguridad.

"Las recomendaciones de la Policía para mí y mi esposa no sorprenden a nadie, como tampoco lo hace el transparente calendario que ha obedecido su publicación", ha hecho saber Netanyahu en su cuenta de Twitter.

Las recomendaciones se han publicado en el último día en el cargo del jefe de la Policía de Israel, Roni Alsheikh, de quien el primer ministro es enemigo declarado. Netanyahu le acusa de filtrar información a la prensa y de realizar una "caza de brujas".

"Las recomendaciones de la Policía no tienen ninguna base legal", ha añadido el primer ministro. "Estoy seguro de que en este caso, las autoridades competentes llegarán a la misma conclusión que yo: nunca existió nada, porque no hay nada", ha asegurado.