Publicado 15/04/2020 18:43:32 +02:00CET

La Policía de Mozambique dice que los yihadistas no controlan zonas del país y minimiza la amenaza

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - Rainer Jensen/dpa - Archivo

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Mozambique ha minimizado la amenaza que suponen los milicianos yihadistas que operan en el norte del país y ha negado que existan zonas bajo control de estos grupos, tras el incremento de los ataques en las últimas semanas.

El comandante general de la Policía mozambiqueña, Bernardino Rafael, ha recalcado que "no existen zonas que pueda decirse que están en manos de los insurgentes, sino que existen zonas propensas a incursiones de malhechores".

Asimismo, ha resaltado que "prevalece una alteración del orden público" en la provincia de Cabo Delgado y ha hecho un llamamiento a la población para que colabore con las fuerzas de seguridad.

"Se trata de jóvenes, algunos mozambiqueños, pero la mayor parte tanzanos, que están siendo engañados para un empleo que no existe. Son engañados para entrar en el círculo del crimen", ha señalado, según ha informado el diario 'O Pais'.

Por otra parte, ha reconocido que las zonas "críticas" son aquellas situadas en la zona norte de la provincia, si bien también ha sido incluida en esta consideración la localidad de Qissanga", en el centro de Cabo Delgado.

Las palabras de Rafael han llegado menos de una semana después de la muerte de al menos cinco personas en un nuevo ataque ejecutado por supuestos milicianos islamistas contra una isla situada en el norte de Mozambique.

El ataque fue ejecutado el 10 de abril por parte de milicianos que llegaron a bordo de varias lanchas a una de las islas del archipiélago de Quirimbas, situadas a unos siete kilómetros de la costa.

A ello se suma que milicianos islamistas atacaron a finales de marzo las localidades de Mocimboa da Praia y Quissanga, ambas situadas en Cabo Delgado. La filial de Estado Islámico en la zona afirmó estar detrás de al menos uno de los dos ataques.

Mocimboa da Praia fue escenario en octubre de 2017 del primer ataque de la ola de violencia que ha venido registrando la provincia, atribuida a presuntos milicianos islamistas a los que popularmente se conoce como Al Shabaab, pero que no están vinculados con el grupo del mismo nombre ligado a Al Qaeda y que opera en Somalia.

A ello se suma que en los últimos meses, Estado Islámico en África Central (ISCA), la filial creada hace unos meses por el grupo terrorista --operativa también en el este de República Democrática del Congo (RDC)--, ha reivindicado algunos ataques en el norte de Mozambique.

Para leer más