La Policía de Túnez disuelve las protestas por tercer día consecutivo después de que un manifestante se prendiera fuego

Publicado 03/12/2019 2:21:13CET

TÚNEZ, 3 Dic. (Reuters/EP) -

La Policía de Túnez ha hecho uso de gases lacrimógenos para disolver las protestas que han tenido lugar este lunes en Jelma en el tercer día de manifestaciones registradas después de que un joven se prendiera fuego para criticar al Gobierno tunecino y su falta de eficiencia a la hora de sacar de la pobreza a gran parte del país.

Las protestas comenzaron el sábado en la ciudad de Jelma, en el sur del país, un día después de que Abdelwaheb Hablani se quemara a lo bonzo para protestar contra la precariedad y la falta de oportunidades a la que él y muchos de sus compatriotas tienen que hacer frente. El joven de 25 años murió horas más tarde en un hospital de la ciudad a causa de las heridas.

El caso de Hablani recuerda al de Mohammed Bouazizi, un vendedor callejero que en 2010 decidió prenderse fuego para protestar después de que las autoridades le confiscaran sus mercancías. Su muerte desencadenó la conocida como Primavera Árabe, una ola de protestas que terminaron con el derrocamiento del Gobierno de Ben Alí.

Según las autoridades, los manifestantes bloquearon las carreteras quemando neumáticos. Para algunos testigos, tal y como ha informado la agencia de noticias Reuters, "las escenas recordaban a los días de la revolución".

Pese a que la Primavera Árabe se extendió por numerosos países del norte de África y Oriente Próximo, Túnez fue el único que logró una transición pacífica a la democracia después de las revueltas populares que estallaron por primera vez en diciembre de 2010.

Sin embargo, Túnez ha pasado por nueve gobiernos distintos y ninguno ha logrado solventar los problemas económicos. La alta inflación, el desempleo y la corrupción son los principales problemas que los tunecinos llevan denunciando desde entonces.

Contador

Para leer más