El portavoz de los talibán asegura que los 21 rehenes siguen vivos pese a haberse cumplido el ultimátum

Actualizado 01/08/2007 20:15:11 CET

GHAZNI (AFGANISTAN), 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presunto portavoz de los talibán, Qari Yusef Ahmadi, aseguró hoy que los 21 rehenes surcoreanos que mantienen secuestrados siguen con vida, pese a que este mediodía, hora local, había expirado el plazo dado al Gobierno afgano para que liberara a sus milicianos a cambio de los secuestrados.

Según Ahmadi, los talibán siguen queriendo que Kabul libere a sus milicianos a cambio de los rehenes surcoreanos. Asimismo, indicó que dos de las mujeres secuestradas están muy enfermas y podrían fallecer.

Por otra parte, el portavoz talibán dijo que su líder, el mulá Omar, ha designado a tres miembros del consejo supremo talibán para supervisar la situación de los rehenes. Según Ahmadi, estos tres milicianos tienen el poder de ordenar la ejecución de los rehenes en cualquier momento.

Entretanto, helicópteros del Ejército afgano lanzaron hoy octavillas en la provincia de Ghazni, donde fueron secuestrados los surcoreanos y permanecen retenidos, advirtiendo a la población de una inminente operación militar en la zona.

Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Defensa afgano, general Zahir Azimi, precisó que las octavillas fueron lanzadas para evitar víctimas civiles. "Esta operación no tiene ninguna relación con el secuestro de los surcoreanos", aseguró.

Los 23 surcoreanos fueron secuestrados el pasado 19 de julio cuando circulaban en autobús por la carretera que une Kabul con Kandahar. Desde entonces, los talibán han ejecutado a dos de ellos el último el lunes.

Por otra parte, la organización internacional Human Rights Watch pidió hoy la liberación inmediata de todos los secuestrados. "Los secuestros y asesinatos de los talibán muestran que no respetan la vida humana ni las leyes de guerra", denunció la directora de terrorismo y lucha antiterrorista de HRW, Joanne Mariner. "La toma de rehenes es un crimen de guerra", subrayó.

"Los talibán parecen pensar que las leyes de guerra no son aplicables a ellos, pero el mundo está prestando atención a sus crímenes", señaló Mariner. Según la organización internacional, desde principios de año los talibán han secuestrado a al menos 41 afganos y matado a al menos 23 de ellos, mientras que 18 están en paradero desconocido.

Asimismo, según el recuento de víctimas que lleva la ONG, al menos 374 civiles afganos han muerto en ataques de los talibán en 2007 y al menos 631 civiles han resultado heridos. Desde principios de año, los talibán han llevado a cabo al menos cien ataques contra civiles o ejecutado a civiles bajo su custodia, lo que incluye al menos 28 decapitaciones. Estos ataques han tenido como resultado la muerte de al menos 221 civiles y dejado heridos a 173 más.