Actualizado 05/11/2022 06:21

El presidente de Bolivia denuncia que el Censo es utilizado para desestabilizar y derrocar al Gobierno

El presidente boliviano, Luis Arce, en la inauguración de la mesa técnica que definirá la fecha del censo
El presidente boliviano, Luis Arce, en la inauguración de la mesa técnica que definirá la fecha del censo - ABI

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de Bolivia, Luis Arce, ha denunciado este viernes que el Censo que ha originado decenas de protestas en el paro de la ciudad de Santa Cruz es utilizado para desestabilizar al Gobierno y derrocarlo.

Así lo ha afirmado en la inauguración en la ciudad de Trinidad de la mesa técnica conformada por representantes de organismos internacionales y comunidades indígenas --entre otros-- que buscará una fecha para la celebración del Censo de la población boliviana.

"Esta mirada política del tema del censo, lamentablemente generó un abordaje político, ya que no solamente se utilizó como un instrumento de desestabilización del Gobierno, sino también busca derrocarlo", ha advertido el mandatario, según declaraciones recogidas por ABI.

En este sentido, ha detallado que la fecha que defina la mesa técnica tendrá carácter vinculante para el Gobierno, esclareciendo que "no está sujeto a negociación" ninguna posibilidad de marginar a algún boliviano del empadronamiento "por el asunto de la fecha".

"No sería democrático ni responsable detener la realización del censo, por ello y dentro del cronograma de actividades que habíamos definido y concertado previamente convocamos a esta mesa técnica, cuya principal razón es discutir todos aquellos factores que van a intervenir en la realización del censo nacional y determinar la fecha del censo de población y vivienda de manera absolutamente técnica", ha explicado.

Asimismo, ha detallado que los 45 delegados técnicos nacionales, departamentales y municipales, así como los asesores internacionales, no tendrán un plazo límite para presentar las conclusiones de la comisión técnica, según recoge 'El Deber'.

"Por tratarse de un tema sustancialmente técnico, demandará todo el tiempo que sea necesario para obtener un resultado final consensuado técnicamente, lo importante será contar con un censo de alta calidad para que sirva de herramienta en la planificación del Gobierno central y los gobiernos subnacionales", ha argumentado.

Sin embargo, el mandatario ha subrayado que tiene una condición que no es negociable: que la fecha debe tomar en cuenta las "condiciones geográficas y climáticas" para llevar a cabo el empadronamiento nacional.

Un ejemplo es que las regiones de Pando y Beni han demandado que no se realice a finales de año ya que son meses de alta inmigración y se dificulta el acceso a los pueblos indígenas situados junto a los ríos.

Anteriormente, las autoridades bolivianas han hecho un llamamiento a los líderes del paro cívico en Santa Cruz para que "sean parte de la solución y no del conflicto", instándolos a participar en el diálogo, según la citada agencia.

El denominado "movimiento cívico" de Bolivia inició el pasado sábado un paro nacional indefinido para demandar la celebración del Censo en 2023, en lugar del 2024 como ha propuesto el Gobierno boliviano, ya que este registro condiciona el reparto de ayudas entre las regiones del país.

Las protestas se están concentrando en la ciudad de Santa Cruz, donde la oposición a Luis Arce tiene mayor peso y es motor económico del país, allí una persona ha perdido la vida durante las movilizaciones.

Más información