Publicado 11/12/2021 12:42CET

El presidente sudafricano recibe el informe final sobre delitos de corrupción cometidos durante la pandemia

Archivo - El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa
Archivo - El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa - Tobias Schwarz/AFP POOL/dpa - Archivo

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, se pronunciará en los próximos días sobre el informe final que ha recibido este sábado de manos de la Unidad Especial de Investigación (SIU, por sus siglas en inglés) sobre las denuncias de corrupción en la contratación pública relacionadas con la gestión de la pandemia de coronavirus, según ha anunciado la Presidencia del país.

"Ramaphosa revisará el informe y mantendrá al público informado sobre los desarrollos en este caso, que conciernen a la compra de Equipo de Protección Personal (EPP) al comienzo de la pandemia ", ha declarado el portavoz en funciones de la Presidencia, Tyrone Seale.

"La Presidencia", ha agregado a través de la cuenta oficial de Twitter de la oficina de Ramaphosa, "procederá de manera que se preserve la información que pueda ser objeto de enjuiciamiento, acciones civiles o expedientes disciplinarios".

"Se espera que el informe de la SIU contenga información sobre asuntos que han sido remitidos a la Autoridad Nacional de Enjuiciamiento; asuntos que han sido remitidos a departamentos o entidades relevantes para que se tomen medidas disciplinarias contra sus empleados, así como el dinero que ha sido recuperado por la SIU", añade la nota.

La SIU ha investigado 5.054 contratos irregulares por valor de 14.800 millones de rand (unos 840 millones de euros) relacionados con compras de suministros utilizados en la lucha contra la COVID-19 en el sector público.

Sudáfrica lleva años inmersa en una corrupción endémica que ha debilitado las estructuras estatales, una lacra que ha aumentado en los meses del coronavirus con una serie de escándalos que han afectado a altos responsables del Gobierno como el dimitido ministro de Salud, Zweli Mkhize, en el centro de un caso de corrupción vinculado a un contrato público, otorgado por su departamento a una empresa de sus colaboradores más cercanos.

Para leer más