Publicado 28/03/2022 23:36

El primer ministro israelí ordena detener a árabes israelíes sin necesidad de presentar cargos

El primer ministro israelí, Naftali Bennett
El primer ministro israelí, Naftali Bennett - MARC ISRAEL SELLEM/JINI / XINHUA NEWS / CONTACTOPH

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, ha ordenado a las fuerzas de seguridad aplicar a sospechosos árabes israelíes la detención administrativa, que permite retener sin cargos a sospechosos de terrorismo en la "nueva situación" que se presenta tras el atentado del domingo en el que murieron dos policías israelíes en Hadera perpetrado por simpatizantes del Estado Islámico.

Bennett ha anunciado así una campaña que se concentrará en la minoría árabe-israelí que podrá ser sometida a una práctica hasta ahora reservada a sospechosos de terrorismo palestinos de Gaza o Cisjordania. El mandatario israelí ha matizado que la detención administrativa se utilziará "en las circunstancias apropiadas y con la base legal necesaria", informa el diario 'Times of Israel'.

Bennett ha anunciado la medida tras una reunión con los máximos responsables de las fuerzas de seguridad israelíes para evaluar la situación tras el atentado de Hareda, el segundo en apenas una semana perpetrado por árabes israelíes vinculados a Estado Islámico.

"Esta nueva situación requiere de preparativos adecuados y ajustes en los servicios de seguridad ante unas circunstancias en las que hay elementos extremistas en la sociedad árabe, dirigidos por extremistas de ideología islámica y que perpetran atentados terroristas que cuestan vidas", ha argumentado.

La campaña incluye medios legales, económicos, de inteligencia y digitales, así como operaciones encubiertas e investigaciones más convencionales. Además se reforzará la campaña de requisa de armas ilegales de la Policía israelí y en cambio se incentivará que los militares y reservistas lleven armas de fuego.

En un vídeo difundido en redes sociales los dos responsables del atentado se han grabado jurando fidelidad al Estado Islámico y las autoridades lo han dado por auténtico.

El servicio secreto para el interior de Israel y los territorios palestinos ocupados, el Shin Bet, estima que hay entre 20 y 30 células durmientes de Estado Islámico en Israel.

Está previsto que este mismo lunes por la noche haya detenciones de convictos vinculados a Estado Islámico y que se advierta a estos individuos de que no deben implicarse en actividades terroristas.

Más información