3 de junio de 2020
 
Publicado 11/03/2014 5:19:52 +01:00CET

El PTI anuncia que participará en las conversaciones de paz como parte del comité gubernamental

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El partido Pakistan Tehrik-i-Insaf (PTI) ha anunciado este lunes su decisión de participar en el diálogo de paz entre el Gobierno y el grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP) --conocido como los talibán paquistaníes, y ha nombrado al miembro del Parlamento provincial de Jiber Gulzar Jan como su representante en el comité gubernamental, según ha informado el diario paquistaní 'Dawn'.

El Gobierno paquistaní disolvió la semana pasada la anterior delegación en las conversaciones de paz para establecer uno con cargos de mayor rango con el objetivo de iniciar contactos directos entre ambas partes durante esta misma semana.

El líder del PTI, Imran Jan, ha respaldado en reiteradas ocasiones el proceso de diálogo y ha argumentado que las operaciones militares contra el TTP no solucionarán el conflicto. Sin embargo, rechazó el mes pasado formar parte del comité de los talibán para el proceso de paz.

Por su parte, el ministro del Interior, Chaudhry Nisar Alí Jan, ha afirmado este mismo lunes que el nuevo comité gubernamental no contará con la presencia de ningún militar, si bien ha subrayado que el Ejército ha expresado su respaldo al mismo.

"El comportamiento del Ejército siempre ha sido positivo", ha dicho, antes de detallar que el nuevo comité contará con tres o cuatro miembros del Gobierno y que estará encabezado por el mismo, según ha informado la cadena de televisión paquistaní Geo TV.

Alí Jan señaló la semana pasada que el Gobierno "ha decidido acelerar el proceso de diálogo e iniciar conversaciones directas con los talibán la semana que viene". "Celebraremos un diálogo con los que quieran dialogar y daremos una dura respuesta a los involucrados en actividades terroristas", argumentó.

"Muchos grupos quieren diálogo y no quieren enemistarse con Pakistán. Creen que el Gobierno del expresidente Pervez Musharraf lanzó una operación contra ellos y que por eso recurrieron a la violencia", explicó, durante una comparecencia ante la cámara baja del Parlamento.

Por ello, cargó duramente contra los que se oponen al diálogo y piden que el Ejército lleve a cabo nuevas operaciones, al tiempo que arguyó que las mismas han causado graves daños a infraestructuras como escuelas, universidades, hospitales y tribunales.

Asimismo, criticó a los miembros y seguidores del anterior Gobierno --principales opositores a las conversaciones-- por no centrarse en la opción del diálogo durante trece años y ahora poner objeciones al proceso de paz.

El Gobierno anunció el 2 de marzo la suspensión de las operaciones militares contra los talibán en respuesta a la decisión de los insurgentes de proclamar un alto el fuego unilateral para intentar reactivar las bloqueadas conversaciones de paz con el Gobierno.

Las negociaciones se paralizaron tras las últimas acciones armadas de los talibán contra las fuerzas de seguridad y objetivos civiles en lo que afirmaron que fue una reacción a las operaciones militares contra el grupo. En respuesta, el Ejército lanzó una serie de ataques de la aviación contra instalaciones de los talibán, matando a decenas de presuntos insurgentes.