Publicado 11/02/2015 02:46CET

Publicado un vídeo de la decapitación de ocho civiles a manos de la rama egipcia del Estado Islámico

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El grupo armado egipcio Ansar Bait al Maqdis, que juró lealtad al grupo extremista Estado Islámico, ha publicado este martes un vídeo en el que muestra la decapitación de ocho personas por presuntamente colaborar con las fuerzas de seguridad egipcias y con el Mossad, el servicio de Inteligencia israelí.

El vídeo, de trece minutos de duración, empieza con imágenes de civiles muertos supuestamente a manos de las fuerzas de seguridad en el marco de su ofensiva en la península del Sinaí, tras lo que una voz promete vengar estas muertes.

En la segunda parte se ve a varios milicianos abriendo fuego contra un vehículo en el que, según el grupo, viajaban dos agentes vestidos de paisano, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.

La tercera parte del vídeo muestra a seis personas confesando haber colaborado con el Ejército y el Mossad, mientras que en la última parte aparece la decapitación de ocho personas a manos de hombres vestidos con trajes militares.

Un comandante de Ansar Bait al Maqdis, que opera principalmente en el Sinaí y ha matado a cientos de miembros de las fuerzas de seguridad egipcios en el último año, dijo en septiembre que el Estado Islámico les había dado consejos sobre como actuar de forma más efectiva. Ese mismo mes, el Estado Islámico emitió una declaración instando a los insurgentes en el Sinaí a seguir adelante con sus ataques.

El Ejército egipcio lleva más de una década combatiendo contra los grupos de milicianos islamistas en la península del Sinaí, donde se ha registrado un aumento de los ataques en el último año y los milicianos han expandido su zona de acción hasta El Cairo y el delta del Nilo.

La violencia se ha incrementado en todo el país, y especialmente en la península del Sinaí, desde julio de 2013, cuando el Ejército derrocó al entonces presidente Mohamed Mursi, miembro de la formación islamista Hermanos Musulmanes.

El Gobierno egipcio declaró el 25 de octubre el estado de emergencia en varias zonas de la región del norte de Sinaí, incluyendo un toque de queda, como consecuencia de la muerte de 31 miembros de las fuerzas de seguridad en dos atentados.