¿Hasta qué punto depende Europa de Rusia para el suministro de gas?

Actualizado 13/05/2014 12:44:38 CET
Actualizado 13/05/2014 12:44:38 CET

Para leer más

¿Hasta qué punto depende Europa de Rusia para el suministro de gas?

¿Qué alternativas existen?

Gazprom
Foto: STOYAN NENOV / REUTERS

Madrid, 13 May. (Europa Press) -

   La crisis en el este de Ucrania con los separatistas prorrusos ha provocado que ahora el conflicto se extienda al suministro de gas natural a Europa, que depende en gran medida de las importaciones de la compañía rusa Gazprom.

   Los enfrentamientos por la gestión de la crisis en el este de país entre el Gobierno ruso de Vladimir Putin y la Unión Europea ponen en peligro la importación de esta fuente de energía a Europa.

   Una escalada del conflicto podría provocar que algunos países se vieran gravemente afectados si el choque de posturas continúa y Rusia decide restringir el suministro. Ucrania ya se ha visto amenazada con el corte del suministro si no pagan lo que deben antes del dos de junio, pero... ¿Hasta qué punto Europa depende de Rusia para el suministro de gas?

   La compañía rusa genera el 80% de sus ingresos de las ventas que realiza en Europa. Datos del año 2013 dan cuenta de la dependencia, relacionada en gran medida con la cercanía geográfica, que muchos países tienen de Rusia. Así, el 66% del gas consumido en Ucrania proviene de las ventas de Gazprom, lo que supone un gasto de 13,2 billones de dólares (más de 13.000 millones de euros). Del mismo modo, Alemania importa de Rusia el 48,3% del gas natural que se consume (15.000 millones de euros).

   Otros países dependen en su totalidad del suministro ruso, como son Finlandia, Serbia o Lituania. España es de los pocos países europeos que apenas notarían cualquier crisis del gas natural con Rusia, ya que  Argelia es el principal vendedor de nuestro país, según un informe de la CNMC.

   ¿Qué acciones se están llevando a cabo para intentar solucionar esta crisis energética?

   El pasado viernes dos de mayo tuvo lugar una reunión de la Comisión Europea con Rusia y Ucrania para abordar este tema. El objetivo era evitar un futuro problema de abastecimiento e intentar cambiar la decisión tomada por Rusia de cortar el suministro a Ucrania. Aunque no se logró llegar a un acuerdo, se aplazó a una futura reunión la búsqueda de soluciones, sobre todo para Ucrania.

   Pero si finalmente Rusia deciera actuar y cortar el suministro a Europa, ¿qué opciones existirían? Ya se han comenzado a buscar alternativas a la dependencia del gas de Rusia.

   El gas licuado es una de las opciones que barajan países como Lituania, que depende completamente del suministro ruso. Crear nuevas fuentes de sumistro de gas, como esta, se convierte en una alternativa en la que ya trabajan en este país.

   El gas natural licuado es transportado en barco y ya se está construyendo una terminal en la costa del Báltico, y así poder recibir gas de cualquier parte del mundo. Polonia o Ucrania también trabajan en esta alternativa.

   Europa ya plantea la posibilidad de un cambio de modelo, que evite la dependencia total de un solo suministrador. De este modo, se intentará fomentar el mercado interior europeo y desarrollar las interconexiones gasísticas para el próximo año.

   La opción de intentar buscar y extraer gas en nuevas zonas (técnica conocida como fracking) por el momento se descarta, por miedo a un grave impacto medioambiental.

Para leer más