Qatar dice que la paz entre israelíes y palestinos no podrá lograrse sin "soluciones políticas justas"

Publicado 25/05/2019 7:54:57CET

Tras el anuncio de EEUU sobre una conferencia en Bahréin sobre la economía palestina

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Qatar ha afirmado este viernes que el desarrollo económico necesario de cara a un acuerdo de paz entre palestinos e israelíes no podrá lograrse sin "soluciones políticas justas" aceptables para los palestinos, en referencia a la conferencia convocada para junio por Estados Unidos bajo el lema 'Paz hacia la Prosperidad'.

Estados Unidos anunció el 19 de mayo la conferencia, que se celebrará los días 25 y 26 de junio en la capital de Bahréin, y la describió como parte del esperado 'acuerdo del siglo' que la Administración de Donald Trump prepara para intentar lograr un acuerdo entre israelíes y palestinos.

El Ministerio de Exteriores de Qatar, que no se ha pronunciado sobre si participará en el encuentro en Manama, ha subrayado que en la actualidad existen "muchos desafíos económicos y de inversión, algunos de los cuales están vinculados a problemas estructurales en la composición económica e institucional de la región", si bien ha apuntado que otros "están relacionados a condiciones geopolíticas regionales e internacionales".

"Hacer frente de forma efectiva a estos desafíos requiere sinceridad en las intenciones, esfuerzos concertados por parte de actores regionales e internacionales y unas condiciones políticas apropiadas para la prosperidad económica", ha argumentado en su comunicado.

Así, ha resaltado que "estas condiciones no se lograrán sin soluciones políticas justas para los problemas de los pueblos de las regiones, y especialmente el pueblo palestino, según un marco aceptable para el hermano pueblo palestino".

El Ministerio qatarí ha enumerado entre estas condiciones "el fin de la ocupación israelí y el establecimiento de un Estado palestino totalmente soberano sobre las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como su capital, así como garantizar el derecho al retorno de los refugiados palestinos, en línea con las resoluciones relevantes de legitimidad internacional".

Por último, ha manifestado que "el Estado de Qatar no escatimará esfuerzos para contribuir a abordar todos los desafíos a los que hace frente la región árabe en su conjunto, mientras mantiene sus posiciones morales firmes y los principales intereses de los pueblos árabes, incluido el hermano pueblo palestino".

Qatar, aliado de Occidente y sede de una de sus mayores bases aéreas en Oriente Próximo, ha invertido millones de dólares en la Franja de Gaza para impulsar su debilitada economía. Además, ha prometido 480 millones de dólares (unos 428 millones de euros) adicionales para apoyar tanto al enclave como a Cisjordania.

EL ANUNCIO DE LA CONFERENCIA

La Casa Blanca afirmó al anunciar la conferencia que la misma "es una oportunidad clave para reunir a gobiernos, sociedad civil y líderes empresariales para compartir ideas, discutir estrategias y unificar el apoyo para potenciales inversiones e iniciativas económicas que puedan ser posibles a raíz de un acuerdo de paz".

En este sentido, argumentó que el objetivo es "facilitar discusiones" para "un futuro próspero para el pueblo palestino y la región". "En caso de ser aplicada, esta visión tiene el potencial de transformar radicalmente vidas y poner a la región en el camino hacia un futuro más brillante", agregó.

Por su parte, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, expresó su deseo de que "estas importantes discusiones sobre una visión que ofrecerá a los palestinos fascinantes nuevas oportunidades para alcanzar todo su potencial".

RECHAZO DE PALESTINA

Sin embargo, el anuncio de Washington fue respondido con frialdad por parte de las autoridades palestinas. De hecho, el primer ministro palestino, Mohamad Shtayé, aseguró que las autoridades no han sido consultadas acerca de la conferencia, algo que fue confirmado por el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

Inmediatamente después, el ministro de Desarrollo Social, Ahmed Majdalani, quien es también miembro del comité ejecutivo de la OLP, afirmó que "no habrá participación palestina en la conferencia de Manama".

"Cualquier palestino que participe (en la conferencia) no será otra cosa que un colaborador de los estadounidenses e Israel", agregó, en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.

La Autoridad Palestina ya ha rechazado la mediación de Estados Unidos por su decisión sobre el estatus de Jerusalén, argumentando que mantiene una postura sesgada y favorable a los intereses de Israel.

Trump anunció el 6 de diciembre de 2017 el cambio a Jerusalén su Embajada en Israel, dinamitando con ello el único punto de consenso en la comunidad internacional sobre el conflicto entre israelíes y palestinos: que el estatus de la ciudad santa debía decidirse en un eventual diálogo de paz.

Un total de 128 países se manifestaron en contra de este movimiento en una votación de la Asamblea General de Naciones Unidas, pese a lo cual Estados Unidos y sus aliados han seguido adelante con sus planes. Israel considera zanjada la cuestión de la capitalidad de Jerusalén.

Contador

Para leer más