Actualizado 16/11/2010 19:31 CET

Rabat invoca su soberanía para vetar a los periodistas en El Aaiún

El ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba con su homólogo marroquí Taieb
SERGIO PEREZ/REUTERS

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

El ministro del Interior marroquí, Taieb Cherkaoui, ha defendido este martes que Marruecos es un país "soberano" y "democrático" para justificar el desmantelamiento del campamento de protesta próximo a El Aaiún y el hecho de que no se haya permitido a los periodistas españoles llegar hasta la capital de la antigua colonia.

"Marruecos es un país soberano al igual que otros países y se reserva el derecho a recibir en sus territorios a cualquier individuo", ha señalado en rueda de prensa tras reunirse este mediodía con su homólogo español, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Por otra parte, ha insistido en que la intervención de las fuerzas de seguridad fue "pacífica" y "no hubo ni un solo disparo". "No ha habido ningún genocidio ni se perpetraron crímenes contra la humanidad", alegó Cherkaoui en su comparecencia.

Asimismo, ha denunciado que el campamento pasó a estar controlado por "milicias armadas" cuyo comportamiento demuestra que contaban con un "entrenamiento especializado" para cometer actos de sabotaje y de violencia. Su preparación, según el ministro, recuerda a los actos de Al Qaeda y otros grupos terroristas en la región del Sahara y el Sahel.