Publicado 01/05/2015 19:19CET

Raúl Castro y Nicolás Maduro lideran el desfile del 1 de mayo en La Habana

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y Cuba, Raúl Castro
REUTERS

MADRID, 1 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cuba, Raúl Castro, y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, han liderado este viernes el multitudinario desfile del Día del Trabajo por el centro de La Habana, simbolizando así la vigencia de su alianza política.

Miles de cubanos se han citado a las 7.00 de la mañana (hora local) para marchar, como cada 1 de mayo, hacia la emblemática plaza José Martí, en el corazón de la capital cubana, a pesar de la tímida lluvia que ha inaugurado la jornada.

A la cabeza de la marcha han estado 'los cinco' espías cubanos condenados a penas de cárcel en Estados Unidos y que fueron liberados con motivo del histórico acuerdo entre La Habana y Washington para normalizar las relaciones bilaterales.

En primera línea han estado también los 100 miembros del equipo sanitario cubano que se desplazó a África Occidental para combatir la epidemia de ébola que se ha cobrado más de 10.000 vidas y que han regresado recientemente a la isla caribeña.

El punto álgido de "esta magna fiesta" --como la ha bautizado la prensa oficial-- se ha vivido cuando la marcha ha desembocado en la plaza José Martí, donde está instalada la tribuna de autoridades desde la que Castro y Maduro han saludado al pueblo cubano.

Él único en tomar la palabra ha sido Ulises Guilarte, secretario general de la Central de Trabajadores Cubanos (CTC). "Esta movilización popular es la más clara evidencia de que somos millones los cubanos dispuestos a defender la obra de justicia y dignidad que hemos levantado", ha dicho.

Así, ha subrayado que "la batalla en el terreno económico-productivo continúa siendo la primera prioridad del movimiento sindical cubano". "Los trabajadores son protagonistas en las transformaciones que se llevan a cabo en la administración y en el incremento de las formas de gestión no estatal", ha apuntado.

ACERCAMIENTO A EEUU

Guilarte ha aludido también a la nueva era a la que se aproxima Cuba con la inminente restauración de las relaciones bilaterales con Estados Unidos, después de más de medio siglo de enfrentamiento político y de bloqueo económico.

"En un escenario caracterizado por el reconocimiento del Gobierno de Estados Unidos del fracaso de su política de acoso y agresión contra nuestro país. Ya se han dado algunos pasos para restablecer las relaciones diplomáticas", ha destacado.

"Pero nos queda un largo y difícil camino por recorrer y solo avanzaremos hacia la normalización de los vínculos bilaterales sobre la base del respeto a la soberanía y la independencia de Cuba, lo que incluye el levantamiento del bloqueo y la devolución del territorio que usurpa la Base Naval de Guantánamo", ha insistido.

EJE LA HABANA-CARACAS

Además, ha aprovechado para reafirmar el apoyo de Cuba a Venezuela por las sanciones impuestas por la Casa Blanca contra los funcionarios venezolanos supuestamente implicados en las violaciones de Derechos Humanos cometidas durante las revueltas opositoras.

"La Revolución Bolivariana tiene el apoyo de la mayoría del pueblo venezolano y concita una amplia solidaridad de la región y otros pueblos del mundo", ha recordado, rechazando "firmemente toda injerencia externa, así como las acciones de desestabilización, violencia y guerra económica que violan la soberanía del pueblo venezolano".

Al margen de Maduro, otras personalidades extranjeras han querido acompañar a los cubanos este 1 de mayo. Entre los invitados estaba José Luis Centella, secretario general del Partido Comunista de España, así como Iván Ivanovich Melnikov, vicepresidente del Partido Comunista de Rusia.