Actualizado 19/12/2012 22:54 CET

Los rebeldes continúan su avance en el norte de República Centroafricana

BANGUI, 19 Dic. (Reuters/EP) -

La alianza de grupos rebeldes que avanza desde el norte de República Centroafricana hacia la capital, Bangui, han proseguido su ofensiva a pesar de la ayuda militar enviada el martes por Chad.

Los rebeldes amenazan con derrocar al presidente François Bozize si no cumple el acuerdo de paz firmado en el año 2007 y solicitan, entre otras cuestiones, el pago de las compensaciones prometidas por la deposición de las armas y la liberación de todos los presos políticos.

Estos grupos sumaron el martes la localidad minera de Bria a sus conquistas, tras hacerse en los últimos días con el control de varias localidades del norte y el noreste como Ndele, Sam Ouandja, Bamingui y Ouadda. Este miércoles, han tomado Kobo, 400 kilómetros al norte de Bangui.

"Kabo está bajo nuestro control desde esta mañana", ha dicho a Reuters el coronel rebelde Joseph Zoundeko, que ha informado de la muerte de 12 militares y de la captura de otros seis. Fuentes de Naciones Unidas han confirmado la caída de Kabo.

El Gobierno centroafricano, sin embargo, sólo ha admitido una retirada táctica de algunas zonas. En este sentido, ha informado en un comunicado de que el Ejército, en colaboración con las tropas chadianas, han comenzado a "reconquistar" parte de las zonas perdidas en los últimos días.

Zoundeko ha pedido al presidente de Chad, Idriss Deby, que no se "mezcle" en asuntos que no le conciernen y le ha exigido que no envíe a sus tropas a posiciones de la insurgencia, un día después de que alrededor de 20 vehículos con soldados chadianos cruzasen la frontera.