Reemplazados tres jueces de apelaciones en el caso contra Ratko Mladic por posible sesgo

Ratko Mladic ante el TPIY
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Publicado 05/09/2018 14:04:55CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un total de tres de los cinco jueces de apelaciones que encabezaban el caso contra el excomandante serbobosnio Ratko Mladic, conocido popularmente como 'el carnicero de Bosnia', han sido reemplazados por posible sesgo.

Mladic, de 75 años, fue condenado en noviembre de 2017 a cadena perpetua por el genocidio de la población bosniaca en Srebrenica, así como por los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos cometido durante el conflicto armado (1992-1995).

Posteriormente, sus abogados afirmaron que estos jueces habían pronunciado fallos en otros casos relacionados con el de Mladic, por lo que podría estar en duda su imparcialidad. El argumento ha sido aceptado por el tribunal.

Los afectados por la decisión son Theodor Meron, presidente del mecanismo legal en La Haya que asumió el proceso de apelaciones del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) tras su fin el año pasado, Carmel Agius y Liu Daqun.

El Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales (MRITP) ha anunciado además los nombres de sus sustitutos: Mparany Mamy Richard Rajohnson, Prisca Matimba Nyambe y Gberdao Gustave Kam.

El TPYI resumió las acciones de Mladic en su participación o contribución en lo que describió como cuatro "empresas criminales" que comprenden el genocidio de Srebrenica, las matanzas de bosniacos y bosniocroatas, el asedio sobre Sarajevo --uno de los más largos de la historia-- y el secuestro de los 'cascos azules' de Naciones Unidas.

Mladic estaba acusado de dos cargos de genocidio por la masacre de Srebrenica --en la que los militares bajo su mando mataron a más de 8.000 niños y hombres bosniacos en los primeros días de julio de 1995-- y por promover la eliminación de los bosniocroatas y los bosniacos durante el conflicto armado.

También pesaban en su contra cinco cargos de crímenes de lesa humanidad --persecución, exterminio, asesinato, deportación y por actos inhumanos-- y cuatro de crímenes de guerra --asesinato, terror, ataques ilegales contra civiles y toma de rehenes--.

En concreto, fue procesado por asesinato y por sembrar el terror con las fuerzas militares bajo su mando mediante el asedio de Sarajevo, un sitio que se prolongó de mayo de 1992 a noviembre de 1995 y que incluyó el bombardeo del mercado de la capital bosnia, en el que murieron 66 civiles que intentaban conseguir alimentos.

El general serbobosnio fue detenido en Serbia en mayo de 2011 tras haber pasado más de una década como fugitivo. Desde entonces, ha intentado numerosas tretas legales para frenar el proceso judicial en su contra, esgrimiendo, entre otras cosas, motivos de salud.

El veredicto contra el general Mladic llegó después de que en marzo de 2016 el TPIY, con sede en La Haya, condenara a 40 años de prisión por genocidio y crímenes de lesa humanidad al antiguo líder de la República Srpska de Bosnia Radovan Karadzic.

Además, este fallo fue el último dictado por el TPIY, que dejó de funcionar el 31 de diciembre, tras más de 20 años en los que juzgó un total de 161 casos. Los recursos que queden pendientes, como el de Karadzic o el de Mladic, quedaron a cargo del MRITP.