Los refugiados rohingyas inician una protesta para reclamar sus derechos

Campo de refugiados rohingya en Bangladesh afectado por las lluvias
REUTERS / HANDOUT . - Archivo
Publicado 26/11/2018 15:35:40CET

COX'S BAZAR (BANGLADESH), 26 Nov. (Reuters/EP) -

Los rohingyas que viven en los campos de refugiados de Bangladesh han comenzado este lunes una protesta para reclamar que se les reconozca su etnia y que las autoridades locales dejen de compartir información sobre su familia con Birmania, país del que la mayoría huyó a raíz de la ola represiva lanzada a finales de agosto de 2017.

Más de 700.000 personas huyeron del estado birmano de Rajine, a raíz de unos ataques que desencadenaron una cadena de actos de represión y barbarie que, según una investigación la ONU, tuvieron "intención genocida".

Las autoridades bangladeshíes han instado a los refugiados a aceptar una serie de tarjetas que supuestamente facilitan la identificación y la distribución de la ayuda pero en las que se habla de "nacional de Birmania desplazado forzosamente" y no de 'rohingya'.

"El término rohingya es muy importante porque hemos sido perseguidos por nuestra identidad", han dicho los refugiados en un comunicado, al recordar un término prohibido en Birmania, donde las autoridades utilizan el término 'bengalíes' para despreciar a un colectivo que ni siquiera tiene ciudadanía.

Las protestas que han comenzado este lunes se han reflejado en el cierre de varios mercados y en la ausencia de sus puestos de trabajo de los rohingyas que colaboran con ONG y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Entre las quejas también figuran críticas al plan de ACNUR de recolectar datos biométricos y copias de documentos, ante el temor de que esta información pueda terminar en manos de Birmania y que las autoridades de este país puedan utilizarla contra ellos.

Un portavoz de ACNUR, Fias al Jateeb, ha subrayado que estos datos solo guardan relación con el proceso de verificación, de tal forma que se pueda garantizar a los refugiados la protección y los servicios básicos que requieran". "No está vinculado a la repatriación", ha dicho, en alusión al estancado proceso de retorno.