Reino Unido protesta ante Pekín por las "torturas" a un antiguo trabajador del consulado en Hong Kong

Publicado 20/11/2019 13:53:11CET
Dominic Raab
Dominic Raab - Dominic Lipinski/PA Wire/dpa

LONDRES, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Reino Unido ha convocado al embajador de China para trasladarle su malestar por los supuestos "malos tratos" sufridos bajo custodia por un antiguo empleado del consulado británico en Hong Kong, "que equivalen a tortura" a juicio del ministro de Exteriores, Dominic Raab.

Simon Cheng, ciudadano hongkonés, ha relatado al 'Wall Street Journal' los interrogatorios a los que fue sometido en la antigua colonia británica para que supuestamente esclareciese el papel que Reino Unido estaba desempeñando en las crecientes movilizaciones sociales.

Según ha explicado, agentes de la Policía secreta le propinaron palizas, le forzaron a permanecer despierto y le encadenaron para intentar presionarle y que desvelase información.

"Estamos impactados y consternados por los malos tratos que sufrió mientras estaba bajo custodia china, que equivalen a tortura", ha denunciado en un comunicado el jefe de la diplomacia británica. Raab ha convocado el embajador chino para trasladarle su "indignación" por el trato "brutal y vergonzoso" contra Cheng.

El ministro ha advertido de que este incidente implica una violación de los acuerdos internacionales por parte de China, por lo que espera que las autoridades locales lo investiguen y los responsables rindan cuentas. Londres se ha ofrecido a apoyar tanto a Cheng como a su prometida, a los que ha invitado a trasladarse a Reino Unido.

HONG KONG EVITA PRONUNCIARSE

La responsable de Justicia del Gobierno de Hong Kong, Teresa Cheng, ha evitado valorar las acusaciones vertidas por Simon Cheng y la respuesta política de las autoridades británica, a la espera de que las autoridades chinas se pronuncien posteriormente.

"Se informa a menudo de muchas cosas y es extremadamente importante recabar todos los datos y analizar la veracidad antes de expresar una posición", ha dicho la ministra, al ser interrogada sobre el tema por los periodistas en la Embajada china en Londres, según la agencia Reuters.

Teresa Cheng ha instado al extrabajador del consulado británico a denunciar el caso ante las autoridades de China, tal como hizo ella la semana pasada al ser arrojada al suelo durante una protesta contra el Gobierno de Hong Kong convocada en la capital británica.

Contador

Para leer más