21 de febrero de 2020
 

Relevan a Stiusso del deber de "guardar secreto" para que "cuente todo"

Publicado 05/02/2015 18:29:29CET

BUENOS AIRES, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex jefe de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (SI) de Argentina Antonio Stiusso ha sido relevado de su obligación de "guardar secreto" para que "cuente todo" lo que sepa sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, que investigaba el atentado contra la AMIA.

"Se relevará a Stiusso de guardar secreto de todo lo que sabe o hizo desde 1972 hasta el 5 de enero de 2015", ha anunciado el director de la SI, Óscar Parrilli, a su salida de la reunión bicameral a la que ha asistido este jueves en el Congreso.

Parrilli ha detallado que se lo comunicarán directamente a la fiscal encargada de investigar la muerte de Nisman, Viviana Fein, que --según ha informado el diario argentino 'La Nación'-- citará a declarar a Stiusso.

"La presidenta quiere que se cuente todo", ha explicado Parrilli. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha señalado a Stiusso como el 'cerebro' de la supuesta trama de espías que llevó a Nisman a denunciar al Ejecutivo por el caso AMIA.

El propio Nisman reconoció días antes de su muerte que Stiusso era su principal fuente en la investigación de este atentado. "Me presentaba muchas cosas, pero yo sólo validaba lo que le podía validar jurídicamente", dijo.

MUERTE DE NISMAN

El cadáver de Nisman fue encontrado alrededor de las 22.00 (hora local) del 18 de enero en su casa, ubicada en el 13º piso de la torre Le Parc, en Buenos Aires. El fiscal del caso AMIA estaba tendido en el baño y con un disparo encima de su oreja derecha.

Aunque en un principio se barajó la hipótesis del suicidio, ahora tanto la familia como los investigadores lo han descartado. El Gobierno, por su parte, apunta a un complot de la SI para derrocar al 'kirchnerismo'.

La muerte de Nisman ha causado una gran conmoción porque se produjo una semana después de que el fiscal acusara a Fernández de Kirchner y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, de encubrir a los iraníes sospechosos de llevar a cabo el atentado de la AMIA.

El atentado contra la AMIA tuvo lugar el 18 de julio de 1994 en Buenos Aires y se saldó con 85 muertos y 300 heridos, convirtiéndose así en el mayor ataque terrorista perpetrado hasta ahora en suelo argentino.

A pesar de ello, sigue sin resolver porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el ex ministro de Defensa Ahmad Vahidi, nunca han sido interrogados.

Para leer más