El rey saudí respalda los esfuerzos de la ONU para pacificar Yemen aunque defiende el papel de la coalición

Rey Salman de Arabia Saudí
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 19/11/2018 15:19:52CET

RIAD, 19 Nov. (Reuters/EP) -

El rey Salman de Arabia Saudí ha subrayado su apoyo a los esfuerzos de Naciones Unidas para poner fin a la guerra de Yemen, aunque ha defendido la labor de la coalición para contener la "agresión" lanzada por los rebeldes huthis, de los que ha recordado su filiación con Irán.

El monarca ha pronunciado este lunes su discurso anual ante el Consejo de la Shura. Se trata de sus primeras declaraciones públicas desde el asesinato del periodista Yamal Jashogi en el consulado saudí de Estambul, aunque no ha realizado alusiones directas a la polémica.

Así, se ha limitado a alabar al sistema judicial por "realizar su labor" y ha lanzado un mensaje de apoyo a su hijo y heredero, Mohamed Bin Salman, al que algunas fuentes sitúan como 'cerebro' en la sombra del crimen. El rey ha respaldado el proceso de "transformación" y ha emplazado a su hijo a "preparar a la nueva generación para los empleos del futuro".

Más explícito se ha mostrado en temas de la actualidad internacional, especialmente al criticar a Irán por sus programas nuclear y de misiles balísticos. "El régimen iraní siempre ha intervenido en los asuntos internos de otros países, patrocinado el terrorismo y creado caos y devastación en muchos países de la región", ha dicho.

El rey ha emplazado a la comunidad internacional a trabajar para "poner fin al programa nuclear iraní y frenar las actividades que amenazan la seguridad y la estabilidad", con Yemen como ejemplo destacado de esta supuesta injerencia en conflictos ajenos.

Arabia Saudí también participa en la guerra yemení como líder de una coalición militar que apoya al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi frente a los rebeldes huthis. "Nuestra intervención en Yemen no era una opción sino un deber para ayudar al pueblo yemení a hacer frente a la agresión de las milicias apoyadas por Irán", ha añadido el monarca, un día después de que la insurgencia se comprometiese a poner fin a los ataques.

Por otra parte, el rey Salman ha subrayado el apoyo saudí a un Estado palestino con Jerusalén Este como capital, a pesar del acercamiento de Arabia Saudí a Israel y del aparente apoyo dado el año pasado por el príncipe heredero al plan de paz de Estados Unidos para la zona.

Contador