El rey zulú pide el fin de la violencia tras la muerte de siete inmigrantes en ataques xenófobos

Actualizado 21/04/2015 9:45:24 CET
REUTERS

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El rey zulú Goodwill Zwelithini ha hecho este lunes un llamamiento al fin de la violencia tras la muerte de al menos siete inmigrantes en varios incidentes xenófobos registrados en el país, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

En un acto celebrado en un estadio de Durban ante miles de personas, Zwelithini ha asegurado que las informaciones sobre unas palabras que se le atribuyeron en las que pidió a los extranjeros "que vuelvan a sus países" fueron malinterpretadas.

"Si fuera verdad que pedí que los extranjeros se fueran el país estaría en llamas", ha argumentado, recalcando que las acusaciones contra él por incitar a la violencia son incorrectas debido a que sólo se mostró una parte de su discurso.

"Tenemos que asegurarnos de que no se registran más ataques contra extranjeros", ha subrayado. Algunos de los presentes han coreado cánticos contra los inmigrantes y han abucheado a un participante que afirmó que los extranjeros tienen derecho a vivir en Sudáfrica.

El presidente del país, Jacob Zuma, condenó la semana pasada la violencia en las manifestaciones xenófobas celebradas de Johannesburgo, en lo que describió como una "violación" de los valores del país.

"Ni la frustración ni el enfado pueden justificar los ataques sobre ciudadanos extranjeros ni el saqueo de sus tiendas. Condenamos la violencia en su máximo sentido porque estos ataques violan todos los valores que encarna Sudáfrica", sentenció Zuma.

Algunos políticos y residentes de Durban acusan a los inmigrantes de permanecer de forma ilegal en el país y de cometer delitos y robar puestos de trabajo y establecimientos a la población local. Tras los disturbios, Sudáfrica ha improvisado campamentos seguros para los inmigrantes que han huido tras el saqueo o incendio de sus tiendas en la ciudad.

La ola de violencia racista coincide con un alto índice de desempleo en Sudáfrica, que se situó en el 24 por ciento en el cuarto trimestre de 2014, según las estadísticas oficiales, aunque los economistas apuntan que es mucho mayor.

Con una población de alrededor de 50 millones de habitantes, el país sudafricano tiene unos cinco millones de inmigrantes, que proceden de países como Somalia, Etiopía, Pakistán o China, muchos de los cuales son comerciantes con tiendas propias o ambulantes.

Para leer más