Publicado 23/05/2015 22:13CET

Riad confirma que el suicida de Al Qadee pertenecía al Estado Islámico

DUBAI, 23 May. (Reuters/EP) -

El Ministerio del Interior saudí ha confirmado que el terrorista suicida que mató el viernes a 21 fieles en una mezquita chií de la localidad de Al Qadee pertenecía al grupo yihadista Estado Islámico. Este ha sido el primer atentado reivindicado por el Estado Islámico en territorio saudí.

"Abdulrahman Salé Qashimi era buscado por las autoridades por pertenencia a una célula terrorista que recibió directrices de la organización terrorista Estado Islámico procedentes del extranjero", ha informado el Ministerio del Interior saudí en un comunicado.

Tras este atentado, las principales autoridades religiosas han condenado la acción y han alertado de que los responsables buscaban generar confusión y caos. Miles de vecinos de la localidad se movilizaron en la tarde del viernes para protestar contra lo que perciben como falta de protección de las autoridades, suníes.

"Es un complot criminal que busca dividirnos y sembrar el caos en nuestro país, pero Alá mediante, no lo conseguirán. El país y la sociedad están unidos bajo una sabia dirección", ha asegurado el gran muftí saudí, el jeque Abdulaziz al Al Sheij, en declaraciones a la televisión pública Ejbariya TV.

También el jeque chií Mohamed Obeidan ha instado a la población a resistirse a la ira y mantener la paz. "Vamos a plantarnos ante quien crea que nuestra fe es causa de miedo o preocupación (...). Las oraciones en calma, ordenadamente y con contención son la vía adecuada para responder a esta fuerza corrupta y a esta oscuridad del odio", ha afirmado.

A pesar de los llamamientos a la calma, la tensión era palpable en Al Qadee. Este sábado se ha publicado un vídeo en el que se puede ver a un policía junto a los restos del terrorista dentro de la mezquita atacada diciendo "descanse en paz", a lo que otros presentes han respondido increpándole.

"Nuestras calles están siendo patrulladas con blindados. Así la gente cree que sus fuerzas están en nuestra contra", ha argumentado un activista en declaraciones telefónicas. "Tras el atentado de ayer han enviado ocho. ¿Por qué envían estas cosas? Somos gente pacífica", ha apostillado.