Robert Bowers, el presunto responsable del ataque de la sinagoga, publicó mensajes antisemitas y contra Trump

Publicado 27/10/2018 22:55:22CET

NUEVA YORK, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sospechoso del atentado de este sábado contra una sinagoga de Pittsburgh, matando a 11 personas e hiriendo a seis, es un hombre local de 46 años llamado Robert Bowers, quien publicó mensajes virulentos antisemitas en las redes sociales llenos de insultos y teorías de conspiración.

Según la información recabada por los medios estadounidenses, dos horas antes de irrumpir la sinagoga del Árbol de la Vida y abriera fuego durante un servicio religioso, Bowers había publicado en la red social Gab (una suerte de Twitter especialmente usada por conspiradores y simpatizantes de ultraderecha) acerca de la Sociedad de Ayuda al Inmigrante Hebreo (HIAS), una organización sin fines de lucro que ayuda a los refugiados judíos a trasladarse a Estados Unidos.

"A HIAS le gusta atraer invasores para que maten a nuestra gente. No puedo sentarme y ver cómo matan a mi gente. A la mierda vuestra perspectiva, voy a entrar", escribió Bowers. El sospechoso entró en la sinagoga con un fusil de asalto AR-15 y varias pistolas, y abrió fuego de manera indiscriminada.

Tras acabar, se encontró de bruces en la calle con un agente de Policía, regresó a la sinagoga para atrincherarse, y mantuvo un tiroteo con los agentes hasta que fue herido y acabó entregándose. Está ingresado y su vida no corre peligro.

La red aseguró en un comunicado que tomó medidas "rápidas y proactivas" para ponerse en contacto con la policía de inmediato tras confirmar la identidad del sospechoso, confirmó los datos del usuario y suspendió la cuenta.

"Gab desaprueba y condena inequívocamente todos los actos de terrorismo y violencia", según la declaración.

Bowers tiene una licencia de armas de fuego activa y ha realizado al menos seis compras de armas desde 1996. No tenía antecedentes penales y las autoridades federales creen que actuó en solitario.

Bowers, quien es un votante registrado pero sin afiliación algunaen el condado de Allegheny, Pensilvania, atacó en un puesto al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acusándole de ser un "globalista" incapaz de detener la "infestación judía" de Estados Unidos.

"Para que conste en acta, no voté por él ni he sido propietario, ni he usado ni tocado una gorra de MAGA", escribió, en referencia al acrónimo del lema 'Make America Great Again', que Trump usa con frecuencia.