Actualizado 17/02/2021 10:31 CET

Rusia se muestra dispuesto a una "profunda revisión" de las relaciones con EEUU

Sergei Lavrov, en una comparecencia ante la prensa en Moscú
Sergei Lavrov, en una comparecencia ante la prensa en Moscú - -/Russian Foreign Ministry /dpa - Archivo


Putin recalca que se actuará para evitar "injerencias externas" en las próximas elecciones parlamentarias

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El viceministro de Exteriores de Rusia Sergei Riabkov ha afirmado este miércoles que Moscú está dispuesto a llevar a cabo una "profunda revisión" de las relaciones con Estados Unidos y ha desvelado que han tenido lugar "los primeros contactos" entre ambos países.

"Aún no tenemos un panorama holístico de lo que los estadounidenses quieren conseguir en nuestras relaciones, para qué están listos, y qué quiere mantener el actual equipo de la Casa Blanca del legado de las anteriores administraciones", ha valorado.

Así, ha resaltado que existen elementos de "una buena cooperación", como "la resolución del conflicto en Siria" o "la cooperación en el espacio", al tiempo que ha reiterado que Rusia está abierto a "hacer de manera tranquila" esta revisión de las relaciones bilaterales.

Riabkov ha manifestado en una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Sputnik que Washington "debe entender" que "no logrará adoptar una postura basada en la fuerza" en este diálogo con Rusia".

"Hay una cosa de la que estoy absolutamente seguro: daremos una respuesta dura a los intentos de presionar, no sucumbiremos a la presión, y los estadounidenses deben entender eso", ha subrayado el viceministro de Exteriores ruso.

En este sentido, ha indicado que el Gobierno ruso "no renuncia a la agenda constructiva en las relaciones con Estados Unidos pese a sus sanciones, pero no puede plasmarse en solitario". "Si Estados Unidos sigue con su política actual, cuyo elemento clave es la presión, por nuestra parte se aplicará una política enérgica de contención en todos los campos", ha advertido.

En este sentido, Riabkov ha detallado que ello implicaría acciones para contrarrestar las sanciones y los intentos por parte de las autoridades del país norteamericano de "influir" sobre los procesos internos rusos, al tiempo que ha apostado por el multilateralismo en el plano internacional.

"Lo que se llama la narrativa estadounidense hace mucho que perdió todo vínculo con la realidad y los indicios del sentido común", ha dicho. "No recuerdo las evaluaciones y nociones más virulentas que las que emite la máquina propagandística de Estados Unidos a través de los medios controlados por su Administración. Es el reflejo de una fundamental actitud hostil hacia Rusia, a la que vamos a hacer frente", ha zanjado.

CONTRA LAS "INJERENCIAS" ELECTORALES

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha afirmado este mismo miércoles que se protegerán de posibles "injerencias externas" las próximas elecciones parlamentarias en el país, previstas para septiembre. "Los votantes determinarán los resultados de las elecciones", ha manifestado.

"Los ciudadanos rusos harán su elección y nosotros estamos obligados a proteger esa elección ante cualquier injerencia externa", ha señalado durante una reunión con los líderes de los grupos parlamentarios en la Cámara Baja, según ha recogido Sputnik.

"Todos tenemos interés por unas elecciones libres, honestas y con una alta competencia entre los partidos. Esto es importante para los partidos rectores, para los que no están en el Parlamento pero planean participar en el proceso, y lo más importante, para los votantes", ha argumentado.

Por ello, ha abogado por que los partidos adopten una posición de Estado en este sentido. "Esta consolidación patriótica es necesaria, más aún para los partidos rectores que tienen tradición, ideología y una influencia real en la sociedad", ha remachado.

Rusia ha mostrado reticencias ante la posibilidad de un cambio de postura en la Casa Blanca tras la llegada de Joe Biden al poder, si bien ambos países pactaron a principios de febrero una prórroga de cinco años del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (Tratado START), dos días antes de que expirara la fecha límite fijada hasta ahora.

El Kremlin ya apuntó en diciembre que no espera cambios positivos en sus relaciones con Washington con la llegada de Biden a la Casa Blanca, argumentando que Moscú no se centra tanto en la persona que ocupará el puesto de presidente de Estados Unidos, sino "en los intercambios bilaterales en los asuntos globales".

Para leer más