Publicado 30/04/2016 22:54CET

Los 'sadristas' acampan junto al Parlamento para exigir cambios en el Gobierno iraquí

Seguidores de Al Sadr acampados en la Zona Verde de Bagdad
WISSM AL-OKILI / REUTERS

BAGDAD, 30 Abr. (Reuters/EP) -

Cientos de seguidores del clérigo chií Muqtada al Sadr han acampado junto al Parlamento, en plena Zona Verde de Bagdad, para exigir cambios en el Gobierno ante el bloqueo político en el Legislativo iraquí.

Los simpatizantes del Movimiento Al Sadr se han quedado dentro de la zona de máxima seguridad iraquí, sede de las principales instituciones gubernamentales iraquíes y de las embajadas extranjeras tras irrumpir en esta Zona Verde y llegar hasta el salón de plenos del Parlamento. Los diputados han tenido que huir ante la irrupción de los manifestantes, que se han hecho fotografías en los escaños. Después han abandonado pacíficamente la sede parlamentaria.

Tras caer la noche, los manifestantes han levantado tiendas de campaña junto a los arcos del triunfo de espadas cruzadas sostenidas por unas manos hechas a imagen de las del dictador Sadam Huseín, derrocado tras la invasión estadounidense de 2003.

Los manifestantes han cruzado esta mañana el puente sobre el río Tigris que lleva a la Zona Verde al grito de "¡Los cobardes han huido!" en referencia a los diputados que han obstaculizado la intención del primer ministro Haider al Abadi de introducir a tecnócratas en el Ejecutivo.

La marcha ha sido pacífica, pero a última hora de la tarde las fuerzas de seguridad han empleado gasers lacrimógenos y disparos al aire para intentar frenar la protesta. Una docena de personas han resultado heridas, ha apuntado una fuente policial.

El propio Al Abadi ha inspeccionado las medidas de seguridad dentro de la Zona Verde, con lo que desacreditaba así los rumores sobre su huida de la ciudad. Además, ha instado a los manifestantes a volver a las zonas preparadas para su protesta y a no violar la propiedad pública.

Un portavoz de la ONU y varios diplomáticos occidentales han informado del cierre de las instalaciones diplomáticas en la Zona Verde. Un portavoz de la Embajada estadounidense ha desmentido los rumores de evacuación.

Mientras, las fuerzas de seguridad y milicianos afines a Al Sadr --de las conocidas como Brigadas de la Paz-- han formado una fuerza conjunta para controlar a la multitud, ha explicado un portavoz del Movimiento Al Sadr.

A las afueras de la ciudad, los controles permiten la salida, pero no la entrada en la capital "como medida de precaución, por seguridad", ha señalado otra fuente del aparato de seguridad.

Durante la marcha se han coreado otras consignas como "pacífico, pacífico" mientras algunos manifestantes se han encaramado al muro de hormigón que rodea la Zona Verde. Miles de simpatizantes más han permanecido fuera de la Zona Verde.

Al Sadr había criticado a las autoridades por reprimir al Movimiento Al Sadr, de carácter reformista. "Estamos esperando una revolución popular que aplaste la corrupción en el país. Nuestra revolución contra la corrupción es pacífica y seguirá siendo así hasta el final", ha afirmado en declaraciones recogidas por la cadena panárabe Al Arabiya.