Sáhara.- La Fundación Sáhara Occidental dice que la familia del saharaui muerto tras ser disparado recibió "sobornos"

Actualizado 25/12/2010 19:19:47 CET

La madre de la víctima vio "dos disparos, uno en el pecho y otro en la cabeza", según la fundación

MÉRIDA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Sáhara Occidental ha señalado que la familia del joven saharaui Said Sidahmed Abdelwahab, quien ha fallecido tras ser disparado por un policía marroquí, ha recibido "sobornos" por "un grupo de funcionarios del Gobierno marroquí" para "ocultar" los hechos.

La fundación ha indicado además que Said Sidahmed Abdelwahab recibió "dos disparos, uno en el pecho y otro en la cabeza", como pudo ver "claramente" su madre, añade. Cabe recordar que el joven saharaui se encontraba antes de morir en "estado clínico de coma, con muerte cerebral", según las mismas fuentes.

En un comunicado, la Fundación Sáhara Occidental ha explicado que tras ser disparado este saharaui, el pasado miércoles, agentes de la policía marroquí comunicaron a su hermano mayor lo ocurrido y le dijeron que "fue un error y un malentendido". Además, agrega, el gobernador de El Aaiún le dijo que "era mejor solucionar el problema entre ellos, intentando ocultar el crimen cometido por la policía marroquí".

El hermano del joven "se negó a negociar con ellos y exigió ver a su hermano, pero no le permitieron ir al hospital (donde se encontraba Said Sidahmed) y verle" y "fue devuelto a su casa por la policía".

Horas más tarde, sobre las 9,00 ó 10,00 horas, continúa la Fundación Sáhara Occidental, "un grupo de funcionarios del Gobierno marroquí fue a la casa de la víctima para negociar con la familia, ofreciendo sobornos para ocultar el crimen cometido por el policía, pero la familia rechazó el soborno pidiendo de nuevo ver a su hijo".

PROTESTAS DE VECINOS Y AMIGOS

Los vecinos del barrio donde vivía la víctima, junto con amigos y familiares "empezaron a reunirse, comenzaron a protestar, exigiendo el derecho de la familia a ver a la víctima" y "entonces" los funcionarios marroquíes "cedieron, accediendo a llevar a la madre a ver a su hijo".

Al llegar al hospital "no les permitieron entrar, haciéndoles esperar más de cinco horas, pero después entró la madre y una de las hermanas". Según la fundación, la madre pudo "claramente" ver "dos disparos, uno en el pecho y otro en la cabeza".

El comunicado de la Fundación Sáhara Occidental continúa señalando que "el día 23 de diciembre citaron al hermano mayor del fallecido sobre las 10,00 horas, le pidieron que diese su testimonio a la televisión marroquí de que no fue un crimen, sino un error cometido por el policía, y a cambio de esa declaración le ofrecieron a cada miembro de la familia un trabajo como funcionario del Estado marroquí".

El hermano de la víctima "rechazó todas las ofertas pidiendo que se hiciera justicia" y después le llevaron junto a la familia al hospital para ver a la víctima, cuyo estado era "de coma en ese momento". "Durante la estancia de los familiares junto a Said, el joven saharaui falleció a las 2,00 horas de la madrugada del jueves 23 de diciembre", precisa el comunicado.

"FORCEJEO" CON DOS POLICÍAS

La Fundación Sáhara Occidental se ha referido también en su comunicado a lo acontecido la madrugada del pasado miércoles, origen de estos hechos, y ha indicado que "el fallecido y un amigo tuvieron un forcejeo con dos policías marroquíes". "El amigo vio que uno de los policías sacaba su arma, entonces huyó, y el policía disparó a Said Sidahmed Abdelwahad", añade.

La víctima "recibió dos balas, una en el pecho y otra en la cabeza", y después "fue trasladado por los policías en un furgón al hospital".

La fundación ha recordado que el joven saharaui fallecido tenía 26 años, estaba soltero y era licenciado en Economía y diplomado en Empresariales en la Universidad de FEZ. También señala que pertenecía a una familia saharaui compuesta por el padre, la madre, cuatro hermanas y siete hermanos, "una de las familias saharauis deportadas y obligados a vivir en Marruecos, debido al conflicto de los años 50".