El secretario de Defensa, James Mattis, el último de una larga lista de altos cargos en abandonar la Casa Blanca

Gabinete del presidente de EEUU, Donald Trump.
REUTERS / JIM YOUNG
Publicado 21/12/2018 7:11:34CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Desde que Donald Trump asumió el poder el 20 de enero de 2017, la Administración estadounidense se ha visto plagada de entradas y salidas de altos cargos y asesores, lo que ha convertido trabajar para el presidente en un asunto de alto riesgo.

Su Presidencia sin precedentes es, con diferencia, la que mayor número de bajas ha experimentado. El mes pasado, la asesora adjunta para Seguridad Nacional Mira Ricardel fue cesada después de que Melania dejara constancia de que ésta no merecía el honor de trabajar con su marido.

Entre las víctimas políticas del presidente se encuentran figuras como el ahora exfiscal general Jeff Sessions, duramente criticado por recusarse a sí mismo en el marco de la investigación sobre la injerencia rusa, y Rex Tillerson, que apuntaba a convertirse en una figura clave de la Administración Trump.

Aunque Trump ha defendido en varias ocasiones que "no existe caos" en su Gobierno, el jefe del Pentágono, James Mattis, es ya el cuarto miembro del Gabinete en dimitir o ser cesado en los últimos dos meses y el tercero en menos de dos semanas.

Esta es la lista de los principales altos cargos que han dejado la Administración:

JAMES MATTIS

El último en caer ha sido el secretario de Defensa, que ha decidido dejar su puesto al frente del Pentágono alegando "diferencias irreconciliables" con el magnate neoyorquino justo después de que éste diera por terminada la misión de las fuerzas estadounidenses contra Estado Islámico en Siria.

MIRA RICARDEL

Una disputa con la primera dama estadounidense podría haber sido la causa de que Ricardel perdiera su puesto como asesora adjunta para Seguridad Nacional de Estados Unidos. La exfuncionaria del Departamento de Comercio se opuso a Melania Trump y su personal en las negociaciones sobre el viaje de la primera dama a África en octubre y el uso de los recursos del gobierno para el viaje.

RYAN ZINKE

El secretario del Interior, una figura clave para la Administración, abandonará el cargo a finales de este año en el marco de una serie de investigaciones en su contra por presunto abuso de poder, tráfico de influencias y competencias en materia de seguridad.

JOHN F. KELLY

A principios de diciembre Trump anunció que Kelly abandonará su puesto al frente de su Gabinete. Los motivos residirían en el deterioro de la relación con el presidente, que habría llegado "esencialmente a un punto muerto" dado que "es insostenible por ambas partes" y "pueden pasar días sin hablarse", según informaciones de la cadena CNN.

JEFF SESSIONS

La salida del fiscal general se produjo el pasado 7 de noviembre, tan sólo un días después de las elecciones legislativas celebradas en el país, a petición del presidente y tras las continuas tensiones por pesquisa encabezada por el fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales y la campaña de Trump.

SCOTT PRUITT

Después de meses de críticas por parte de congresistas y grupos medioambientales, entre otros, el director de la Agencia de Protección Ambiental dimitió el 6 de julio tras ser acusado de derrochar fondos públicos y hacer favores personales.

H.R. MCMASTER

En marzo, el magnate neoyorquion decidió reemplazar al asesor de Seguridad Nacional y nombrar para el cargo, en su lugar, a John Bolton, halcón intervencionista del expresidente Bush. El presidente se quejaba entonces de la postura rígida de McMaster y de lo "interminables" que estaban resultando sus sesiones informativas.

DAVID SHULKIN

El secretario de Asuntos de los Veteranos, que aseguró que fue despedido y que no dimitió, tal y como aseguraba la Casa Blanca. Según la cadena de noticias CNN, hulkin fue objeto de un dañino informe que señalaba que durante un viaje a Europa había hecho turismo y aceptado varias entradas para Wimbledon.

NIKKI HALEY

La salida de Haley del Gobierno de Trump supuso una gran sorpresa. La embajadora de Estados Unidos ante la ONU achacó su decisión, anunciada a principios de octubre, a "tomarse un respiro" de la política estadounidense. Desde su sillón en la ONU, ha defendido fieramente el cambio de estrategia de Estados Unidos respecto a la organización internacional.

REX TILLERSON

Llamado a convertirse en una estrella de la Administración Trump, fue cesado en marzo dados los aparentes desacuerdos con el presidente. En su lugar, Trump nombró a Mike Pompeo, de quien dijo que trabajaría para lograr la completa desnuclearización de Corea del Norte.

ANDREW MCCABE

Exdirector del FBI, McCabe presento su renuncia a finales de enero tras convertirse en la principal diana de la ira de Trump contra la Policía Federal. Varias fuentes describieron su salida como el resultado de una decisión mutua, mientras que otros aseguraban que éste se vio presionado a dimitir.

TOM PRICE

Price, secretario de Sanidad, dejó el cargo tras verse envuelto en un escándalo por el uso de aviones privados. Fue investigado por el inspector general del Departamento por realizar vuelos por un coste de miles de dólares. Él, por su parte, insistió en todo momento en que dichos viajes habían sido previamente aprobados.

STEVE BANNON

La relación entre el presidente y el que sería su asesor de estrategia fue empeorando paulatinamente hasta que Bannon fue citado por una revista contradiciendo a Trump. Así, éste habría vuelto a ocupar su puesto como director del portal de noticias Breitbart News, cargo que perdió poco depsués tras realizar comentarios incendiarios sobre la Administración Trump.

ANTHONY SCARAMUCCI

El director de comunicaciones de la Casa Blanca fue destituido por Trump tan sólo diez días después de su nombramiento. Scaramucci, un millonario neoyorquino, presumía de responder directamente ante el presidente y no ante John Kelly, entonces jefe del Gabinete. Fue el tercer director de comunicación en abandonar el cargo.

REINCE PRIEBUS

El mandatario estadounidense cesó a su jefe de Gabinete después de que éste fuera señalado por el entonces nuevo director de Comunicación, Anthony Scaramucci, como responsable de una serie de filtraciones que le afectaban. Trump dijo entonces que quería avanzar "en otra dirección".

SEAN SPICER

El jefe de prensa de la Casa Blanca, por su parte, dimitió precisamente en señal de propuesta por el nombramiento Scaramucci como nuevo jefe de Comunicaciones del Gobierno. Según Spicer, la designación de éste era "un grave error", por lo que rechazó los intentos de Trump por que éste siguiera en el cargo.

JAMES COMEY

Cesado en mayo de 2017 cuando se encontraba al frente de la investigación sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y la campaña del presidente, el exdirector del FBI acusó al presidente de socavar la ley al mentir a la Policía Federal y pidió a los congresistas republicanos que se levantaran para "respaldar la verdad".

MICHAEL FLYNN

Una figura controvertida de la política estadounidense, Flynn, que fue asesor de Seguridad Nacional, permaneció tan sólo 25 días en el cargo. Fue obligado a dimitir tras ser acusado de mentir al FBI en relación con sus contactos con altos cargos rusos durante la transición de poder, cargo que ha admitido tras llegar a un acuerdo con Robert Mueller.

SALLY YATES

Yates pasó tan sólo 11 días en su puesto como fiscal general interina de Estados Unidos hasta que fue fulminada por Trump por oponerse a su orden ejecutiva sobre inmigración. Su cese tuvo lugar horas después de que saliera a la luz una carta en la que pedía al Departamento de Justicia no acatar la orden ejecutiva, que suspendía las concesiones de estatus de refugiado e impone una moratoria provisional a la entrada de ciudadanos de Irán, Irak, Siria, Yemen, Sudán, Somalia y Libia.

Contador