Seguidores de Suu Kyi celebran su regreso de La Haya, donde ha refutado las acusaciones de genocidio

Publicado 14/12/2019 12:39:40CET
Aung San Suu Kyi
Aung San Suu Kyi - Michaela íhová/CTK/dpa - Archivo

NAYPYITAW, 14 Dic. (Reuters/EP) -

Miles de simpatizantes de la líder birmana, Aung San Suu Kyi, han salido este sábado a las calles de la capital, Naypyitaw, para celebrar su regreso de La Haya, donde ha defendido al país de las acusaciones de genocidio contra la minoría rohingya.

El regreso de Suu Kyi se ha escenificado con un recorrido en coche por la ciudad con una multitud plagada de banderas y retratos de la Nobel de la Paz.

"La Madre Suu ha ido al tribunal en nombre de nuestro país", ha destacado en declaraciones a Reuters un agricultor que participaba en la concentración, Jin Maung Shwe. "En realidad el acusado es el Ejército, pero ella ha dado el primer paso y ha asumido su responsabilidad como líder de la nación", ha añadido.

Gambia ha acusado formalmente a Birmania ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por inculmpir la Convención contra el Genocidio de 1948 por la ofensiva militar que ha forzado a más de 730.000 musulmanes rohingyas ha huir de Birmania a Bangladesh y ha pedido a la CIJ medidas cautaleraes para evitar males mayores.

En respuesta, Suu Kyi viajó a La Haya para participar en tres días de sesiones en los que ha negado que se trate de un genocidio y ha cuestionado la jurisdicción de la CIJ. "Birmania solicita al tribunal la retirada del caso de su listado", dijo Suu Kyi el pasado jueves ante la CIJ. "Deberían rechazar la petición de medidas cautelares presentada por Gambia", remachó.

La decisión de Suu Kyi de presentarse por sorpresa en La Haya ha provocado aún más críticas a nivel internacional y ha deteriorado aún más su imagen y reputación. Fue laureada con el Nóbel de la Paz por su defensa de los Derechos Humanos y la democracia durante los 15 años de encarcelamiento intermitente impuesto por la dictadura militar.

Sin embargo, una vez en el poder su pasividad ante la ofensiva militar contra los rohingyas ha modificado la percepción que se tiene de ella en gran parte del mundo e incluso se ha instado a la Comisión del Nobel a revocar su premio. En cambio a nivel interno Suu Kyi, hija del padre fundador de Birmania, Aung San, sigue siendo muy respetada y venerada.

Para leer más