Publicado 25/10/2015 15:40CET

Seis razones que explican el incremento de la llegada de refugiados a Europa, según ACNUR

Refugiados afganos llegan a la isla de Lesbos
YANNIS BEHRAKIS / REUTERS

Padres de refugiados pagan cualquier precio a los contrabandistas porque no soportan que sus hijos no vayan a la escuela

MADRID, 25 Oct. (EDIZIONES) -

Aunque la longevidad de la guerra en Siria es el motivo principal del incremento en la llegada de refugiados a Europa, la falta de capacidad de los países vecinos para alojar a los desplazados y la ausencia de ayuda internacional han acelerado el viaje de cientos de miles de personas en busca de una vida mejor, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR.

"Dentro de Siria la situación ha empeorado considerablemente. La gente sigue huyendo y la economía está en un estado de colapso general", ha hecho saber la portavoz de la agencia de la ONU, Melissa Fleming, en una tribuna para 'The Guardian'.

"Tras más de cinco años de conflicto", ha apuntado Fleming, "muchos sirios han perdido la esperanza de regresar. Ahora que ya no tienen nada, están dispuestos a viajar mucho más lejos para encontrar la seguridad que tanto necesitan", ha añadido.

Otro motivo es que pocos refugiados que viven en países vecinos son capaces ya de pagar el alquiler. Muchos de ellos se exponen al deshaucio o al hacinamiento. Y, "en muchos países, los refugiados no pueden entrar en el mercado de trabajo so pena de exponerse a multas, caso de Líbano o Jordania", añade.

Tercer motivo: la falta de ayuda internacional. "La escala del problema ha alcanzado tal magnitud durante tanto tiempo que los donantes apenas pueden conseguir ya el dinero necesario. Este año estamos por debajo del 50 por ciento de la ayuda solicitada", y el primer impacto se ve en los programas de ayuda médica, muchos de ellos cancelados.

"Los refugiados de Irak, Jordania, Líbano y Egipto creen que esos recortes han sido la gota que ha colmado el vaso, y no les queda otra opción que marcharse", remacha Fleming.

Una cuarta razón: los padres de los niños refugiados consideran intolerable que sus hijos lleven tanto tiempo sin recibir educación. "Los sirios valoran la educación por encima de todo", escribe Fleming. Cerca de 200.000 niños quedarán sin escolarizar por la falta de acceso. Por ello, los padres se arriesgan a llegar a Europa en busca de oportunidades de estudio para los niños, sabiendo que serán ellos quienes tendrán que reconstruir un país devastado cuando la guerra termine.

En quinto lugar: los países receptores en la región, ante la falta de ayuda, han impuesto nuevas restricciones. Líbano, que no ha recibido compensación alguna por alojar a un millón de refugiados sirios, se ha hartado y ha endurecido las condiciones que los refugiados deben cumplir para conseguir asilo. En Jordania, los sirios deben adquirir nuevos documentos de identidad a un coste por encima de lo que se pueden permitir.

Por último, todos los refugiados tienen una versión idealizada de Europa que les ha llegado gracias a la televisión y a las redes sociales. Se ve en los campamentos, donde los desplazados reciben con vítores las imágenes de sus compatriotas en las aduanas de los Balcanes y Alemania.

"La idea de que pueden conseguir asilo en un país que les ofrece una combinación de seguridad, oportunidades laborales y educación les compensa cualquier precio que tengan que pagar a los contrabandistas", lamenta la portavoz de ACNUR.

Para leer más