Los separatistas tuareg repelen la ofensiva del Ejército maliense en Kidal

Actualizado 21/05/2014 19:28:29 CET

BAMAKO, 21 May. (Reuters/EP) -  

   Los separatistas tuareg han repelido el intento por parte del Ejército maliense de recuperar el control de la localidad de Kidal, según han informado este miércoles un diplomático y un portavoz del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA).

   "Toda Kidal, incluido el Campamento Militar 1 está bajo nuestro control", ha asegurado Attaye Ag Mohamed, un responsable del MNLA en Kidal en declaraciones a Reuters, añadiendo que varios soldados malienses han muerto, han resultado heridos o han sido capturados.

   Por ahora el Gobierno maliense no se ha pronunciado, mientras que un diplomático destinado en Bamako ha indicado a Reuters que la ofensiva del Ejército maliense ha sido repelida.

   Horas antes el Gobierno había anunciado el inicio de la ofensiva. "Hacia las 10:00 horas, las Fuerzas Armadas malienses lanzaron operaciones para asegurar y tomar el control de Kidal. Las operaciones siguen en marcha", ha informado el Gobierno en un comunicado leído en la radio estatal.

   Una fuente del Ministerio de Defensa ha indicado que el Ejército ha iniciado el asalto sobre la oficina del gobernador regional en Kidal, después de que ésta fuera ocupada durante el fin de semana por milicianos del MNLA. "El combate durará hasta que alcancemos la liberación total de la localidad", ha precisado la fuente.

   Un portavoz del Ministerio y la misión de paz de la ONU en Malí (MINUSMA) han confirmado que se han reanudado los combates, pero no han querido dar más detalles.

   "No se trata solo de disparos, son combates. Ha habido tiroteos durante una hora sin interrupciones", ha explicado a Reuters por teléfono un residente, Assikadaye Ag Warzagane. Un comerciante de Kidal ha precisado a la agencia que el principal mercado de la localidad ha quedado destruido por los combates.

   Soldados malienses y separatistas tuareg se enfrentaron el sábado mientras que el primer ministro, Musa Mara, estaba visitando la localidad. Al menos ocho soldados y ocho civiles murieron. El Ejército ha estado reforzando sus posiciones desde entonces, en preparación del esperado asalto final.

Para leer más