Actualizado 03/04/2007 19:48 CET

Serbia.-La Policía encuentra un campo de entrenamiento de musulmanes radicales con explosivos plásticos y ametralladoras

NOVI PAZAR (SERBIA), 3 Abr. (EP/AP) -

Las autoridades serbias han encontrado una cueva en una montaña de la región de Sandzak que era utilizada como campo de entrenamiento y en la que había explosivos plásticos, máscaras y ametralladoras. Este hecho, unido al reciente arresto de varios radicales islamistas, ha incrementado los temores de que grupos extremistas estén intentando crear una fortaleza en esta zona de Europa.

La Policía de esta región situada en el sur del país detuvo el pasado mes a seis musulmanes bajo la acusación de pertenencia a los wahabíes, corriente suní del Islam calificada por el Gobierno ruso como extremista y de la que forman parte miembros de los talibán y Al Qaeda.

Informes occidentales de inteligencia aseguraron recientemente que esta empobrecida provincia serbia favorece el reclutamiento de los llamados "blancos de Al Qaeda", es decir, musulmanes con rasgos occidentales que pueden mezclarse fácilmente en ciudades europeas y norteamericanas para realizar atentados.

De hecho, los informes señalan que Al Qaeda y otros grupos radicales islamistas podrían estar tratando de aumentar su influencia en las regiones del sur de Europa con población mayormente musulmana como puerta de entrada a todo el continente.

La presencia de musulmanes radicales en Sandzak, la zona más pobre de Serbia, está ligada a la llegada de muyahidines extranjeros que se unieron a los musulmanes bosnios en su batalla contra los serbios en la guerra que terminó en 1995.

En la operación policial en una montaña al sur de la ciudad de Novi Pazar, las autoridades se incautaron de armas --entre las que había ametralladoras--, munición, granadas de mano, explosivos plásticos y mascarillas. Además, material televisivo encontrado en la cueva también muestra una bandera negra con una inscripción en árabe del Corán, así como propaganda que elogia a Bin Laden y a Al Qaeda, según los investigadores.

"La mezcla letal de las tensiones entre los musulmanes y las etnias que habitan en la zona, la pobreza y el crimen organizado definitivamente atraen los problemas", según indicaron fuentes diplomáticas, que añadieron que los "blancos de Al Qaeda" pueden encontrar "un campo fértil en esta región".

La Policía serbia indicó que más de 30 musulmanes radicales entrenaron en este campo y que los milicianos, a los que se refirieron como "terroristas de la corriente wahabí, planeaban ataques en este país y fuera de él, aunque no se conocen con seguridad los objetivos.

Autoridades kosovares explicaron que están buscando a un sospechoso que ha sido identificado como Ismail Prentic, quien está considerado "armado y peligroso".