Al Shabaab dice que el atentado en Nairobi responde al traslado a Jerusalén de la Embajada de EEUU en Israel

Ataque terrorista en un hotel de Nairobi
REUTERS / THOMAS MUKOYA
Publicado 16/01/2019 19:05:17CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La milicia islamista somalí Al Shabaab ha asegurado este miércoles que el atentado que perpetró el martes en la capital de Kenia, Nairobi, es una respuesta a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

En su comunicado a raíz del ataque, titulado 'Jerusalén nunca pertenecerá a los judíos', ha señalado que el atentado está "directamente relacionado" con el apoyo de Trump al Gobierno israelí, según ha recogido SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

"Los muyahidín han llevado a cabo esta operación (...) como respuesta a las estúpidas declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su declaración sobre Jerusalén como capital de Israel", ha dicho, tal y como ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

Las autoridades de Kenia han señalado que el objetivo del ataque junto a un hotel y un complejo de oficinas de Nairobi, que se saldó con al menos catorce muertos, fue una conferencia a la que asistieron estadounidenses.

El agente de la Unidad de Policía Antiterrorista (ATPU) Mawira Mungania ha detallado que el objetivo original era una conferencia en el Hotel Dusit, que es generalmente frecuentado por extranjeros.

Sin embargo, la ubicación en la que se iba a celebrar la conferencia se cambió en el último minuto, según Mungania, que ha añadido que cuando los atacantes no pudieron acceder al hotel, asaltaron el edificio adyacente.

Por su parte, un funcionario del Departamento de Estado norteamericano ha confirmado a Reuters que una de las víctimas mortales tiene nacionalidad estadounidense. Entre los heridos hay un ciudadano español, que se encuentra fuera de peligro, según fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID).

El atentado ha sido condenado por el Gobierno de Somalia, que ha resaltado que "este despreciable acto de terrorismo, que generalmente se centra en las personas inocentes, muestra una ves más la horrible cara del terrorismo".

"Somalia extiende sus sinceras condolencias a las familias de las víctimas y desea una pronta recuperación a los heridos, al tiempo que afirma su total solidaridad con el Gobierno de Kenia en su lucha contra el terrorismo", ha dicho el Ministerio de Exteriores somalí en un comunicado.

A las condenas se han sumado los líderes de diez organizaciones musulmanas de Kenia, que han tildado de "bárbaro" el atentado y han expresado sus "profundas condolencias" a los familiares de las víctimas".

"Condenamos firmemente las tácticas bárbaras y criminales de perpetuar los actos de violencia contra personas inocentes. Reiteramos que estas acciones son inaceptables, inmorales e inconsistentes con cualquier valor humano", han señalado.

"Pedimos a toda la población de Kenia que permanezca en calma, permanezca unida y evite los intentos desesperados de algunos elementos descarriados de dividir el país en torno a líneas religiosas y étnicas", han remachado.

EL ATAQUE

El ataque comenzó hacia las 15.00 horas con una explosión en el aparcamiento de un banco que destruyó tres vehículos, tras lo cual un suicida se inmoló en el interior del hotel y varios asaltantes más irrumpieron en el establecimiento, dejando atrapadas a numerosas personas.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha dado por concluida la operación a primera hora del día y ha prometido que se perseguirá a quienes están detrás del mismo. "Les perseguiremos sin descanso donde quiera que estén hasta que rindan cuentas", ha asegurado.

"Somos un país gobernado por la ley y que abraza la coexistencia pacífica y cree en los valores incluso ante la adversidad pero también somos una nación que nunca olvida a aquellos que dañan a nuestros hijos", ha puntualizado, según informan los medios locales.

El presidente ha elogiado la actuación de las fuerzas de seguridad así como la reacción de la población. "Por cada acto de maldad hubo decenas de actos de patriotismo y valor", ha resaltado, apelando a la población a cooperar si tienen información sobre el ataque, dado que la seguridad es una responsabilidad conjunta. "El terrorismo está fuera de nuestra comunidad", ha sostenido.

Igualmente, Kenyatta ha prometido reforzar los sistemas de seguridad del país con el fin de evitar las acciones de los terroristas y su presencia en territorio keniano. "Aseguro a todos los kenianos y a todos nuestros visitantes extranjeros que estáis seguros en Kenia", ha zanjado.