Publicado 20/05/2015 17:22CET

Un soldado muerto durante las protestas en Burundi

Manifestantes lanzan piedras contra la Policía en Burundi
GORAN TOMASEVIC / REUTERS

BUYUMBURA, 20 May. (Reuters/EP) -

Un soldado ha muerto este miércoles durante las protestas contra la decisión del presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, de optar a un tercer mandato en las elecciones del próximo 26 de junio. Entretanto, el mandatario ha decidido aplazar una semana las elecciones parlamentarias y locales que debían celebrarse el 26 de mayo.

Más de 20 personas han muerto en las últimas semanas durante las protestas contra la decisión de Nkurunziza de optar a un tercer mandato y que también motivó el miércoles pasado golpe de Estado fallido.

En un incidente en el convulso barrio de Musaga, en Buyumbura, un fotógrafo de Reuters ha escuchado una fuerte explosión en una zona desde la que poco después se ha ido un policía herido leve. "Los manifestantes han lanzado una granada", ha dicho un oficial en el lugar de los hechos.

Un soldado ha muerto por un disparo en el pecho que, según testigos, ha sido realizado por la Policía, lo que podría caldear las tensiones entre los distintos cuerpos de las fuerzas de seguridad en este país de diez millones de habitantes dividido étnicamente. El portavoz del Ejército, Gasper Baratuza, no ha podido confirmar los detalles de este suceso.

El portavoz de la Cruz Roja, Alexis Manirakiza, ha precisado que otro soldado y tres manifestantes han resultado heridos en los enfrentamientos.

Nkurunziza argumenta que su candidatura presidencial es legítima ya que en su primer mandato fue designado por el Parlamento y no por la votación de los ciudadanos. El Constitucional le ha dado la razón, pero los manifestantes y la oposición argumentan que la Constitución y el acuerdo de paz de Arusha prohíben más de dos mandatos.

Nkurunziza ha anunciado este miércoles que las elecciones parlamentarias y locales que estaban previstas para el 26 de mayo serán aplazadas hasta el 5 de junio, un cambio que su portavoz ha atribuido a las peticiones de los políticos de la oposición y la comunidad internacional.

Sudáfrica, el principal actor en la región y que ayudó a facilitar el fin de la guerra civil en Burundi en 2005, pidió esta semana que las elecciones presidenciales sean aplazadas de forma indefinida para permitir la vuelta de la estabilidad.

Para leer más