Actualizado 03/04/2007 18:56 CET

Somalia.- La Liga Arabe destinará un millón de dólares a la integración de milicias en el Ejército somalí, según Musa

EL CAIRO, 3 Abr. (EP/AP) -

El secretario general de la Liga Arabe, Amr Musa, aseguró hoy en El Cairo que la organización tiene previsto entregar un millón de dólares para ayudar a la integración de las milicias en las Fuerzas Armadas somalíes.

Musa, presente en la reunión del Grupo de Contacto Internacional para Somalia iniciada hoy en la capital de Egipto, explicó que tratarán de encontrar la manera de reforzar el alto el fuego alcanzado el pasado domingo por el Ejército etíope, que apoya a las tropas gubernamentales, y el clan Hawiye, y acelerar el despliegue de soldados de pacificación de la Unión Africana y el desarme de las milicias.

Asimismo, Musa advirtió de la posibilidad de una crisis humanitaria en Somalia, e instó al envío de material de emergencia y al inicio de los trabajos de reconstrucción del país.

Los diplomáticos estadounidenses, europeos, árabes y africanos se reunieron hoy El Cairo con el objetivo de para intentar poner fin a los enfrentamientos en la capital, que se han saldado con casi 400 muertos en cuatro días, los peores en los últimos 15 años. "El asunto más importante sobre la mesa es la seguridad en el país", declaró el ministro somalí de Asuntos Exteriores, Ismael Hurreh, a la AP. Por su parte, el viceministro noruego de Asuntos Exteriores, Raymond Johansen, explicó que las conversaciones de El Cairo pretenden garantizar la retirada de las tropas etíopes y que los soldados de pacificación de la UA puedan hacerse cargo de la seguridad en el país. Según Johansen, el siguiente paso será convocar una conferencia de reconciliación, que reúna a todas las partes, incluyendo a la Unión de Tribunales Islámicos, expulsada del poder el pasado diciembre por las tropas somalíes y etíopes, y a la que Estados Unidos acusa de mantener relaciones con Al Qaeda.

"La Unión de Tribunales Islámicos está formada por varios grupos, algunos de los cuales están en listas de terroristas y que no formarán parte del diálogo", advirtió Johansen, no obstante. "Hay otros que son moderados y que podrán formar parte", agregó.