Publicado 26/10/2020 20:03CET

El SPLM-IO dice que Machar es "un prisionero" y subraya que "no hay una paz real" en Sudán del Sur

Salva Kiir (d) y Riek Machar (i)
Salva Kiir (d) y Riek Machar (i) - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

Denuncia ataques contra sus posiciones y advierte de que "combatirá" si se repiten estos incidentes

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Estado Mayor del antiguo grupo rebelde Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO), Simon Gatwech Dual, ha denunciado este lunes que el líder del grupo y actual vicepresidente primero del país, Riek Machar, es "un prisionero" en la capital, Yuba, al tiempo que ha asegurado que "no hay una paz real" en el país.

"Veo que no hay una paz real", ha dicho, antes de apuntar que el presidente sursudanés, Salva Kiir, "ha dicho que Machar no tiene un lugar para pasar este tiempo". "Machar es momentáneamente un prisionero. Por eso continúan los ataques contra nuestras posiciones. Está en Yuba sin hacer nada", ha sostenido.

Así, ha señalado que Machar "lleva nueve meses en Yuba, sin éxito" y ha desvelado que ha pedido al Gobierno "que sea liberado para que pueda visitar" los lugares de acantonamiento de los rebeldes de cara a su integración en las Fuerzas Armadas del país.

"Nuestras fuerzas han sido puestas en centros de entrenamiento desde hace trece o catorce meses y no tienen alimentos", ha criticado durante una entrevista con la emisora Radio Tamazuj. "Machar está aún en prisión porque no puede ir a visitar a sus fuerzas, a su pueblo y zonas bajo su control", ha reiterado.

En este sentido, ha enumerado una serie de ataques ejecutados contra posiciones del SPLM-IO desde el 21 de septiembre y se ha preguntado si "esto es paz". "Actuaré en defensa propia", ha manifestado, antes de asegurar que los rebeldes "combatirán" si vuelven a ser atacados.

Gatwech Dual, que ha declinado decir si se trata de una advertencia sobre el inicio de un nuevo conflicto, ha puntualizado que "no se puede hacer otra cosa que defenderse" y ha criticado la falta de avances en el acuerdo de paz. "No puedo quedarme sentado como una mujer", ha argüido.

"Voy a combatir inmediatamente si soy atacado de nuevo, porque tengo pruebas de estos ataques", ha reiterado. "Hasta ahora no hemos reaccionado y sólo nos hemos defendido. ¿Cómo puede haber paz si continúan estos ataques?", ha cuestionado.

Por otra parte, ha advertido de que la falta de avances en el acuerdo de paz "afectan negativamente" al mismo. "Esto es lo que el Gobierno en Yuba desea. Es política", ha argumentado. "Kiir tiene armas, pero no quiere armar a las fuerzas (unificadas) porque quiere que deserten", ha manifestado.

"Si Kiir dice que no hay armas, eso significa que nuestras fuerzas tienen que ir a las bases del SPLM-IO de las que salieron. No es un problema", ha señalado, al tiempo que ha incidido en que "está a favor de la paz". "Si soy atacado, hay un problema", ha sostenido.

En esta línea, ha reseñado que "Machar está a favor de la paz, pero se supone que tenía que ir a presentar un informe sobre la situación de la aplicación del acuerdo de paz". "Ha pasado mucho tiempo y nada se ha aplicado con éxito", ha zanjado.

Las autoridades de Sudán del Sur aseguraron el 8 de octubre que la unificación de las Fuerzas Armadas del país tendrá lugar en noviembre, tras varios retrasos en el proceso que han mostrado la fragilidad del acuerdo de paz firmado en 2018 para poner fin a la guerra civil.

El acuerdo firmado por Kiir y Machar contemplaba que la unificación se completara durante los seis primeros meses tras la firma, si bien el asunto sigue pendiente por la falta de financiación y los problemas para entrenar y acantonar a estas fuerzas unificadas.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado por Kiir y Machar. Sin embargo aún quedan puntos pendientes para su aplicación, entre ellos la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.

Para leer más