Sudán.- Abogados sudaneses reciben asesoramiento en Londres para los futuros juicios de crímenes de guerra en Darfur

Actualizado 08/06/2007 20:18:09 CET

LONDRES, 8 Jun. (EP/AP) -

Un grupo de abogados sudaneses han pasado esta semana en Londres recibiendo asesoramiento que esperan poner en práctica en los futuros juicios que se puedan llevar a cabo para defender a los miles de víctimas de escuadrones de la muerte y milicias en el conflicto de la provincia de Darfur.

En un hotel de la capital británica, nueve abogados de Derechos Humanos de Sudán escuchaban a expertos de la American Bar Association (AB), quienes explicaban cómo aquellos responsables de la destrucción de Darfur podrían algún día ser juzgados por el Tribunal Penal Internacional (TPI), con sede en La Haya.

"La Justicia es un elemento importante para llevar la paz a Darfur", opinó el abogado sudanés Salih Osman, quien, en declaraciones a la agencia AP, hizo hincapié en los crímenes cometidos en esta provincia: "Asesinatos, violaciones, tortura y destrucción de la propiedad".

El pasado mes de abril, el Tribunal Penal Internacional emitió órdenes de arresto contra el ministro sudanés de Asuntos Humanitarios, Ahmed Haroun, y el jefe de las milicias de los 'janjaweed', Ali Mohamed Ali Abdelrahman, también conocido como Ali Kushayb. Se les acusa de cometer crímenes de guerra en Darfur.

Unas 200.000 personas han muerto en esta región del oeste de Sudán, un conflicto que ha provocado aproximadamente dos millones y medio de desplazados desde que comenzó en febrero de 2003, entre grupos tribales y las fuerzas afines al Gobierno.

Sudán no pertenece al grupo de países firmantes del Tribunal Penal Internacional y ya ha asegurado que no entregará a los sospechosos. El abogado Salih Osman consideró que la Justicia sólo puede hacerse cumplir en La Haya porque el sistema legal sudanés "no funciona". Algunos de sus familiares se han visto afectados por el conflicto y explicó que él mismo fue arrestado y torturado por las fuerzas progubernamentales.

Por su parte, el abogado de Los Angeles Brad Brian, quien organizó el encuentro con los sudaneses, indicó que el Tribunal Penal Internacional no está satisfecho con los procesos seguidos en Sudán, por lo que dijo que la jurisdicción se trasladará a La Haya.

Organizaciones de Derechos Humanos han reiterado que las violaciones se han convertido en una rutina en Darfur, pero muy pocos casos han trascendido en Sudán porque los acusadores pronto se convierten en acusados, destacó Sohair Ahmed Abdella, una de las tres mujeres que participan en el proceso.