Actualizado 21/04/2012 21:02 CET

Sudán del Sur denuncia el ataque de las tropas sudanesas durante la retirada de Heglig

BENTIU (SUDÁN DEL SUR), 21 Abr. (Reuters/EP) -

Sudán del Sur ha denunciado el ataque de las tropas sudanesas con bombardeos durante la retirada de sus tropas este sábado de la región petrolera de Heglig mientras que el presidente estadounidense, Barack Obama pedía a ambos países el cese de las hostilidades fronterizas.

"Las Fuerzas Armadas de Sudán bombardearon nuestras posiciones ayer por la noche (...) y esta mañana con aviones Antonov", ha dicho a Reuters un portavoz militar sursudanés, Philip Aguer. "Ayer por la noche teníamos pleno control de Heglig y ahora casi hemos completado nuestra retirada ordenada", ha añadido.

El Ejército de Sudán por su parte, no ha realizado comentarios después de que el viernes afirmara que había "liberado" Heglig por la fuerza.

Desde Bentiu, la capital del Estado de Unity en Sudán del Sur, ha podido observarse una larga fila de camiones militares y un grupo de soldados heridos sentados en las camas enfrente de un hospital lleno de pacientes.

Esta denuncia coincide con un mensaje audiovisual de Obama en el que intenta impedir al escalada de violencia entre Sudán y Sudán del Sur instando a poner fin a las hostilidades fronterizas.

"Ustedes todavía tienen la oportunidad de evitar ser arrastrados a una guerra que sólo conduce a un lugar - más sufrimiento, más refugiados, más muerte", ha dicho Obama.

Sudán del Sur tomó Heglig la semana pasada, algo que aumentó las ya tensas relaciones entre ambos países, y el viernes comenzó su retirada después de las duras críticas recibidas por su actuación por parte del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

Sudán y Sudán del Sur desconfían el uno del otro y aún no han llegado a acuerdos sobre el trazado de la frontera, sobre cuánto debe pagar Juba por transportar su petróleo a través de Sudán y sobre la división de la deuda nacional, entre otras cuestiones.