Suspenden un acto de Correa con autoridades locales por supuestas amenazas

Publicado 15/04/2015 9:43:58CET
El presidente de Ecuador, Rafael Correa sale de su avión en Costa Rica
STRINGER COSTA RICA / REUTERS

QUITO, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un 'almuerzo popular' que había sido convocado por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y en el que pretendía reunirse con autoridades locales y líderes indígenas en la localidad de Tabacundo, en el norte de Quito, ha sido finalmente suspendido por unas supuestas amenazas a la seguridad del mandatario, tal y como ha informado la agencia de noticias estatal, ANDES.

La guardia presidencial ha activado el operativo de seguridad y ha desalojado del lugar a todos los asistentes. Posteriormente, han desplegado una unidad canina para la detección de explosivos, según ha añadido el citado medio, que no ha aportado más detalles al respecto.

El mandatario ecuatoriano ha comparecido ante los medios horas después, desde el hotel donde se aloja, y ha explicado que cuanto iba a salir del lugar le llegó "una alerta grave, una seria amenaza recibida por el señor alcalde" de Tabacundo.

"¿Has pensado que eres el que salvó al pueblo? Estás mal te matamos junto con el Correa hoy, lo verás (sic)", ponía en uno de los mensajes, enviados en torno a las 16.00 horas (hora local). En otro mensaje se podía leer lo siguiente: "Ya lo verás como mueren muchas personas hoy en el parque está visto".

Al rastrear el teléfono se pudo observar que la comunicación se realizó en un radio de 500 metros del sitio del almuerzo "por lo que el nivel de riesgo subió sustancialmente". "La seguridad me recomendó suspender las actividades y quedarme en el hotel porque podían ser varias personas involucradas", ha añadido Correa.

El alcalde de Cayambe, Guillermo Churuchumbi, que acompañó a Correa en su visita a la zona, ha explicado que antes de la llegada del presidente al lugar donde se iba a celebrar el almuerzo "aparentemente fueron identificados dos sujetos portando armas". "Eso generó una confusión ahí en el sitio y, finalmente, se postergó el almuerzo que teníamos previsto", ha apostillado.

Entre tanto, varios policías y militares registraron a los asistentes y solicitaron documentos de identidad en la plaza de la localidad. El propietario del teléfono desde donde se mandaron los mensajes fue detenido, aunque aseguró que le habían robado el celular antes de que se enviasen los mensajes de amenaza.

Para leer más