Suspendidas las operaciones en el campo de petróleo de El Fil por los combates en las instalaciones

Publicado 27/11/2019 22:13:17CET
Refineria De Petroleo En Libia
Refineria De Petroleo En Libia - REUTERS - Archivo

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las operaciones en el campo petrolero de El Fil, ubicado en el suroeste de Libia, han sido suspendidas este miércoles a causa de los combates entre fuerzas enfrentadas en las instalaciones.

El presidente de la petrolera estatal Corporación Nacional del Petróleo (NOC), Mustafá Sanalá, ha confirmado en un comunicado que se han registrado bombardeos en los alrededores de las instalaciones y un complejo de viviendas de su personal en el interior de las mismas.

"El personal de la NOC en el campo está protegido en zonas seguras, pero no pueden retomar sus tareas normales. La producción estará suspendida hasta que cese la actividad militar y todo el personal militar se retire de la zona de operaciones", ha agregado.

Fuerzas leales al gobierno de unidad, con sede en la capital, Trípoli, han atacado las instalaciones y han logrado ocuparlas a primera hora del día, tras combates con las fuerzas del mariscal de campo Jalifa Haftar, alineado con las autoridades asentadas en el este del país, según el diario 'The Libya Herald'.

Sin embargo, el portavoz de las fuerzas de Haftar, Ahmed Mismari, ha indicado en su página en la red social Facebook que estos grupos han sido expulsados de la zona horas después, sin dar más detalles, tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Por su parte, la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha expresado su "grave preocupación" por los enfrentamientos y ha alertado de que "amenazan la seguridad del personal de la NOC y han provocado la suspensión de la producción de 75.000 barriles al día".

Así, ha pedido el "cese inmediato" de las operaciones militares "para proteger al personal civil y la infraestructura petrolera", al tiempo que ha manifestado que "los recursos naturales de Libia pertenecen a todos los libios y no debe permitirse que sean un elemento del conflicto".

"Obstruir la producción de petróleo afectará a todos los libios del país y se sumará a su sufrimiento", ha dicho en su comunicado. Por último, ha reiterado que "las instalaciones e infraestructuras petroleras deben estar bajo control exclusivo de la NOC".

El Fil, operado por Mellitah Oil and Gas --una 'joint venture' entre la NOC y la italiana Eni--, ha estado en manos de las fuerzas de Haftar desde febrero, así como el campo de El Sharara, el más grande del país.

En Libia existen en estos momentos dos gobiernos paralelos, uno asentado en Trípoli y reconocido por la comunidad internacional y otro con base en el este del país, respaldado por países como Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Haftar lanzó su ofensiva en abril, durante una visita al país del secretario general de la ONU, António Guterres, y diez días antes del inicio de una conferencia nacional que estaba en el centro del proceso de paz impulsado por el enviado especial del organismo internacional para Libia, Ghasán Salamé.

Desde entonces, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha logrado acordar ningún comunicado o resolución sobre la campaña, que se ha saldado hasta ahora con cientos de civiles muertos y heridos y más de 120.000 desplazados.

Contador

Para leer más