Publicado 10/08/2022 14:44

Tailandia confirma la inminente llegada al país del huido expresidente de Sri Lanka

El expresidente de Sri Lanka Gotabaya Rajapaksa.
El expresidente de Sri Lanka Gotabaya Rajapaksa. - PRADEEP DAMBARAGE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Tailandia han confirmado este miércoles la llegada en los próximos días del expresidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, quien huyó hace ahora un mes de su país, acosado por las importantes manifestaciones que desde hace meses ocuparon las calles de las principales ciudades de la isla.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Tailandia, Tanee Sangrat, ha informado a través de su perfil de Twitter de que recibieron una solicitud del Gobierno de Sri Lanka para que Rajapaksa ingresara en territorio tailandés en base a "los lazos cordiales y de larga data entre los dos países".

Según los acuerdos entre ambos países y como titular de un pasaporte diplomático de Sri Lanka, Rajapaksa puede ingresar a Tailandia sin visa durante 90 días. "La estadía es temporal con el fin de continuar su viaje. No se ha solicitado asilo político", ha precisado el portavoz de Exteriores.

Si bien Sangrat ha señalado que desconoce la fecha exacta en la que Rajapaksa aterrice en suelo tailandés, la prensa local sostiene que llegaría ya este jueves desde Singapur, a donde llegó previo paso por Maldivas tras huir de Sri Lanka hace ahora un mes.

La inminente llegada de Rajapaksa "no causará ningún problema", según ha querido aclarar a los medios el ministro de Asuntos Exteriores de Tailandia, Don Pramudwinai, quien ha descartado cualquier tipo de inconveniencia. "No hay objeción por parte del gobierno", ha zanjado.

En ese sentido, el ministro de Exteriores ha descartado también que la comunidad ceilandesa en Tailandia ocasiones "problemas" por la presencia en el país de Rajapaksa, quien cuenta para este viaje con el visto bueno del nuevo Gobierno, donde cuenta con muchos "aliados", entre ellos su sucesor, Ranil Wickremesinghe.

Wickremesinghe, quien fue designado presidente por el Parlamento el pasado 20 de julio tras la huida de Gotabaya Rajapaksa, ha dado cierta sensación de estabilidad al país después de abordar la escasez de agua y combustible, principales motivos por los que la población decidió ocupar las calles hace ahora cuatro meses.

El pasado 9 de abril, los primeros grupos de personas descontentos con la labor del ex primer ministro Mahinda Rajapaksa decidieron acampar frente a su residencia oficial. Un mes después, presentó su renuncia, y ya en junio fue el hasta ese momento ministro de Fianzas, Basil Rajapaksa, quien hizo lo propio.

Ambos son hermanos del expresidente Gotabaya Rajapaksa, quien a pesar de la resistencia mostrada para salir del cargo durante las protestas, finalmente se vio obligado a renunciar y huir a Singapur a principios de julio tras ver cómo los manifestantes irrumpían en su residencia oficial.

Más información