Tailandia vuelve a las urnas este domingo en unas elecciones marcadas por el poder de los militares

Publicado 23/03/2019 9:04:35CET
Tailandia.- Tailandia vuelve a las urnas este domingo en unas elecciones marcada
TWITTER PRAYUTH CHAN OCHA

El partido derrocado por el golpe de Estado de 2014 se perfila como la fuerza más votada pero los generales determinarán quién gobierna

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Tailandia vuelve a celebrar este domingo unas elecciones casi cinco años después del golpe de Estado con el que el general Prayuth Chan Ocha se hizo con el poder el 22 de mayo de 2014, una cita con las urnas marcada por la influencia de las Fuerzas Armadas en la conformación del futuro gobierno y con el líder golpista como candidato a primer ministro.

Según las encuestas, el Puea Thai, el partido de los hermanos Thaksin y Yingluck Shinawatra, derrocados por sendos golpes de Estado en 2006 y en 2014, será la fuerza más votada en las elecciones legislativas de este domingo, aunque una victoria en número de votos y en escaños no garantiza que pueda formar gobierno salvo que consiga una abrumadora mayoría de escaños.

Tras el golpe de Estado de mayo de 2014, el general Prayuth Chan Ocha impulsó y aprobó una reforma de la Constitución en 2016 que refuerza el papel de las Fuerzas Armadas en la esfera política en detrimento de la Cámara de Representantes, hasta el punto de que corresponderá a los altos mandos militares determinar desde el Senado quién será el nuevo jefe del Gobierno.

El propio general Prayuth --ahora reconvertido en 'demócrata' como candidato a primer ministro con el partido promonárquico y militarista Phalang Pracharat (PPP)-- reconoció en junio de 2014, cuando comenzó el proceso de redacción de la Carta Magna, que el objetivo del nuevo texto era acabar con "la dictadura parlamentaria", en referencia al dominio que tenía en el Parlamento el partido entonces liderado por Yingluck Shinawatra.

Desde 2001, la formación política que representa a los hermanos Shinawatra --primero el partido Thak Rai Thai y luego el Puea Thai-- ha ganado todas las elecciones legislativas que se han convocado en el país y las encuestas apuntan a que este domingo volverá a ser la fuerza con más votos.

EL SENADO, ELEGIDO POR MILITARES, INCLINARÁ LA BALANZA

Sin embargo, en esta cita con las urnas, debido a las maniobras de la junta militar del general Prayuth, el resultado de la votación de los ciudadanos tailandeses tendrá mucho menos peso a la hora de decidir quién será el primer ministro y cómo se conformará el nuevo ejecutivo.

Con sus votos, los tailandeses decidirán quiénes ocupan los 500 escaños que conforman la Cámara de Representantes pero la decisión final sobre quién será el nuevo primer ministro será adoptada por esta cámara junto con el Senado, cuyos 250 miembros son elegidos por las Fuerzas Armadas.

De este modo, el general Prayuth podría imponerse en la votación del Parlamento como primer ministro simplemente contando únicamente con el respaldo de 126 diputados y los 250 senadores elegidos por las Fuerzas Armadas, aunque el Puea Thai llegue a contar con más escaños en la Cámara Baja y sea la fuerza más votada.

Teniendo en cuenta el 'obstáculo' de los 250 senadores no elegidos por los ciudadanos, para conseguir formar gobierno y que su candidato a primer ministro salga elegido en el Parlamento, el partido de los Shinawatra necesitaría una mayoría de 376 diputados de un total de 500 en las elecciones del domingo.

Además del partido que lidera el general Prayuth, que se ha negado a participar en debates electorales con otros candidatos durante la campaña, en las elecciones también participa el Partido Demócrata, liderado por el exprimer ministro Abhisit Vejjajiva.

El Partido Demócrata es la formación política más antigua del país y está claramente enfrentado al partido de los Shinawatra desde que en 2010 apoyó la represión de las Fuerzas Armadas contra los manifestantes que protestaban contra el Gobierno liderado entonces por Abhisit, una represión que dejó decenas de muertos. La formación todavía cuenta con un amplio apoyo popular entre la clase media conservadora en Bangkok.

Los hermanos Thaksin y Yingluck Shinawatra, que viven exiliados tras los golpes de Estado militares que derrocaron a sus gobiernos en 2006 y 2014, estarán representados en los comicios del domingo por el Puea Thai, el partido populista de izquierdas que presenta a tres candidatos a primer ministro para intentar sacar el mayor número de escaños posibles en el complejo y renovado sistema electoral tailandés.

El Thai Raksa, el otro partido que representaba a los Shinawatra, intentó presentar como candidata a primera ministra a la princesa Ubolratana --la hermana mayor del rey que renunció a su título real y sus derechos de sucesión hace décadas-- y fue disuelto por el Tribunal Constitucional por haber presentado a la princesa a los comicios, en un país regido por una monarquía parlamentaria en la que la Casa Real debe mantenerse alejada de la esfera política.

La candidatura principal del Puea Thai en las elecciones la lidera Sudarat Keyuraphan, una veterana política tailandesa muy cercana a Thaksin, con el que trabajó como ministra con varias carteras. Si llega a ser elegida primera ministra, será la segunda jefa de Gobierno que tiene Tailandia, después de Yingluck Shinawatra.

Además de los partidos tradicionales, en la cita con las urnas del domingo también participa una nueva opción política, el Partido Futuro Adelante, liderado por Thanatorn Juangroongruangkit, un empresario y activista de 40 años que ha destacado por su firme rechazo a la junta militar, lo que ha llevado a las autoridades a procesarle por criticar en Internet a las autoridades castrenses. Por su carisma y juventud, Thanatorn ha sido comparado con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y con el presidente francés, Emmanuel Macron.

Más de 51 millones de tailandeses están llamados a las urnas este domingo para participar en las elecciones generales, con un complejo sistema electoral que también ha sido modificado por la junta castrense. De los 500 escaños en juego, 350 se decidirán con el voto directo y los 150 restantes por un sistema de representación proporcional del porcentaje obtenido en la elección directa, según IFES.

Para leer más