Actualizado 27/11/2015 19:51 CET

El terrorista suicida de Túnez fue detenido antes del ataque por sus vínculos con el yihadismo

Autobús atacáu en Túnez.
EUROPA PRESS

TÚNEZ, 27 Nov. (Reuters/EP) -

El terrorista que se inmoló este martes en Túnez en un autobús en el que viajaban guardias presidenciales había sido arrestado por la Policía antes del atentado bajo sospecha de tener vínculos con el yihadismo pero fue puesto en libertad por falta de pruebas, ha afirmado un funcionario de la seguridad del país.

"Este terrorista fue arrestado por la Policía y después fue puesto en libertad por falta de pruebas", ha asegurado el líder de seguridad del Ministerio de Interior tunecino, Rafik Chelli. Las autoridades encontraron literatura yihadista en su casa y sus vecinos informaron del cambio de su actitud en los últimos años.

Houssem Abdelli, vendedor callejero de un barrio empobrecido de la capital, detonó este martes sus explosivos en un autobús de la guardia presidencial en una de las principales avenidas de Túnez, matando a 12 personas. Los vecinos han afirmado que Abdelli fue detenido en agosto aunque los agentes se han negado a precisar más datos en relación al arresto.

El atentado tuvo lugar después de las masacres que se produjeron en un resort turístico de la ciudad de Susa y en el museo nacional del Bardo a principios de este año. Estos tres ataques han sido reivindicados por el Estado Islámico, y parece ser que fueron llevados a cabo por ciudadanos tunecinos radicalizados en el propio país o entrenados en campos yihadistas en Libia, aunque según han afirmado las autoridades, no está claro si Abdelli se marchó de Túnez para combatir en el extranjero antes de llevar a cabo el atentado.

El ataque ha obligado al Gobierno a implementar el toque de queda, a declarar el estado de emergencia y a prometer medidas de protección contra los yihadistas que regresan de las zonas de guerra.

LA VIDA DE ABDELLI

"Solíamos jugar al fútbol juntos", ha dicho su primo Atef. "Su cambio de actitud se produjo hace tres años, comenzó a evitar a sus familiares y se aisló en el barrio. No habló con chicas nunca más y pasaba la mayor parte de su tiempo en la mezquita y en una escuela coránica", ha afirmado.

Una mujer que vive en el mismo barrio que Abdelli ha asegurado que le vio la semana pasada vestido con unos vaqueros y afeitado, quizá para no llamar la atención con su habitual aspecto conservador. "Estamos todos en shock", ha declarado su vecina Fatima Ben Saleh. "Conocemos a sus padres. Eran una familia normal", ha afirmado.

Túnez, uno de los países árabes más seculares del mundo, está luchando para hacer frente a las milicias islamistas desde su cambio hacía un sistema democrático después de la Primavera Árabe que tuvo lugar en 2011.

Para leer más