Actualizado 24/02/2021 16:08 CET

Un tribunal alemán condena a un exmiembro de la Inteligencia siria en un juicio sin precedentes

Archivo - Protesta de desplazados sirios contra Bashar al Assad
Archivo - Protesta de desplazados sirios contra Bashar al Assad - Anas Alkharboutli/dpa - Archivo

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Un tribunal de Alemania ha condenado este miércoles a cuatro años y medio de cárcel a un antiguo agente de los servicios secretos de Siria por cargos de crímenes contra la humanidad, en el primer procedimiento de este tipo desde el inicio de la guerra en el país árabe en 2011.

El hombre, identificado como Eyad A., de 44 años, estaba acusado de participar en la tortura de varias decenas de personas por sumarse a las manifestaciones contra el presidente, Bashar al Assad, entre 2011 y 2012.

El veredicto del tribunal de Coblenza supone la primera vez en la que un tribunal extranjero emite una condena por torturas cometidas por las autoridades de Siria. En el caso está también acusado Anuar R., quien habría abandonado Siria en 2012, si bien este proceso paralelo no concluirá al menos hasta el mes de octubre, según Deutsche Welle.

Eyad A. es sospechoso de haber trabajado bajo órdenes del anterior y está acusado de 30 cargos de torturas. Los fiscales consideran que detuvo en un puesto de control a cientos de personas sospechosas a ojos de Damasco que fueron posteriormente enviadas y torturadas en Al Jatib, mientras que la defensa había solicitado su absolución alegando que se limitaba a seguir órdenes y que nunca perpetró ejecuciones.

Por otra parte, la Fiscalía sostiene que Anuar R., de 57 años, dirigió la unidad de investigación que contaba con una cárcel propia, la de Al Jatib. En esta función ordenó el empleo sistemático y brutal de tortura de al menos 4.000 personas entre abril de 2011 y septiembre de 2012. Por ello, fue imputado con 58 cargos de asesinato, además de violación y agresión sexual.

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha sido el primer miembro del Ejecutivo en reaccionar al veredicto y lo ha hecho para resaltar a través de su cuenta en la red social Twitter que se trata de un fallo "histórico".

"Es el primer fallo que hace rendir cuenta a los responsables de las torturas en Siria y genera al menos un poco de justicia. La decisión tiene un enorme significado simbólico para mucha gente, no sólo en Siria", ha valorado.

"ENGRANAJE EN EL APARATO DE TORTURAS"

Por su parte, Uasim Mukdad, un superviviente de las torturas y uno de los demandantes en el juicio, ha hecho hincapié en que "Eyad A. es sólo un pequeño engranaje en el vasto aparato de torturas sirio". "Este veredicto es importante. Espero que pueda esclarecer todos los crímenes del régimen de Al Assad", ha agregado.

"Sólo entonces será el juicio realmente el primer paso en este largo camino hacia la Justicia para mí y para otros supervivientes", ha apuntado Mukdad, según declaraciones recogidas por el Centro Europeo para los Derechos Humanos y Constitucionales (ECCHR), implicado en el proceso.

De esta forma, Patrick Kroker, que representa a los demandantes en el caso contra Anuar R., ha puntualizado que "el veredicto de hoy supone la primera vez que un tribunal ha confirmado que los actos del Gobierno sirio y sus colaboradores son crímenes contra la humanidad".

"Los testimonios de torturas por parte de supervivientes y oficiales de Inteligencia, así como las fotos de 'César', demuestran la escala y la naturaleza sistemática de las desapariciones forzosas, la tortura y la violencia sexual en Siria", ha dicho.

'César' es el nombre en clave de un desertor del Ejército sirio que tomó más de 55.000 imágenes tanto en la prisión como en los hospitales militares y que muestran unos 11.000 cuerpos desnutridos con signos de violencia, como golpes o estrangulación y otras formas de torturas. "La relevancia de estas pruebas va mucho más allá de los procedimientos en Coblenza", ha argumentado Kroker.

En esta línea, el secretario general del ECCHR, Wolfgang Kaleck, ha expresado su deseo de que "este veredicto motive a otros fiscales europeos para iniciar procedimientos esenciales". "El objetivo debe seguir siendo llevar ante la Justicia a destacados oficiales del aparato de seguridad de Al Assad", ha explicado.

"Son responsables de abusos, torturas y ejecuciones de decenas de miles de personas en Siria. No sólo durante los últimos años, incluso a día de hoy", ha zanjado Kaleck, según la nota de prensa publicada por la organización a través de su página web.

"VICTORIA APLASTANTE"

La subdirectora de Amnistía Internacional para Oriente Próximo y Norte de África, Lynn Maaluf, ha señalado que se trata de "un veredicto histórico" y ha agregado que "es una victoria aplastante para los decenas de miles de sirios supervivientes a torturas y a las víctimas de desapariciones forzosas".

Así, ha defendido que las organizaciones sirias e internacionales que han trabajado "por la verdad y la justicia" han ayudado a "garantizar que los crímenes documentados y las demandas presentadas" han hecho posible este veredicto condenatorio.

"Envía además un claro mensaje al Gobierno sirio de que los responsables de horribles violaciones serán llevados ante la Justicia. Este veredicto llega cerca de diez años después de que las primeras protestas pacíficas empezaran en Siria, años en los que el Estado desplegó su maquinaria de crueldad contra su propio pueblo en centros de detención y prisiones", ha argüido.

En este sentido, Maaluf ha hecho hincapié en que "durante estos diez años, la comunidad internacional se ha quedado corta de forma consistente a la hora de adoptar medidas concretas ante las graves violaciones y para hacer rendir cuentas a los responsables".

"Pedimos que más estados sigan el ejemplo de Alemania a la hora de investigar y juzgar a individuos sospechosos de cometer crímenes de guerra u otros crímenes bajo el Derecho Humanitario en Siria a través de sus tribunales nacionales y bajo el principio de la jurisdicción universal", ha manifestado.

Maaluf ha reiterado además el llamamiento de Amnistía Internacional al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas "para que envíe urgentemente la situación en Siria ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) para garantizar que los responsables de todas las partes en conflicto, incluidos los 'más responsables', altos cargos y comandantes, hacen frente a la Justicia".

Asimismo, la directora de Human Rights Watch (HRW) para Europa, Lotte Leicht, ha resaltado que "es el primer veredicto en el primer juicio a nivel mundial por crímenes atroces por un antiguo empleado del régimen de Siria".

"Es el resultado del incansable trabajo de abogados sirios, valientes supervivientes de la tortura, el ECCHR y otros", ha manifestado Leicht a través de un mensaje en Twitter, junto al hashtag #JusticeMatters (La justicia importa).

Para leer más