Un tribunal de Egipto ordena la liberación de una activista detenida por un vídeo denunciando casos de acoso sexual

Publicado 19/12/2018 19:52:21CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Egipto ha ordenado la liberación condicional de la activista Amal Fazi, detenida después de publicar en mayo un vídeo en su perfil de Facebook en el que denunciaba el acoso sexual en Egipto y criticaba la inacción de las autoridades.

Fazi, miembro del ahora ilegalizado Movimiento Juvenil 6 de Abril, fue arrestada días después de publicado en vídeo en su cuenta en la red social Facebook. En el mismo, criticaba además el deterioro de la calidad de vida y de los servicios públicos.

Por ello, hace frente a cargos por compartir un vídeo en redes sociales incitando a derrocar el régimen, difundir noticias falsas y hacer un mal uso de las redes sociales, según ha informado el diario local 'Al Ahram'.

El tribunal ha ordenado que la activista sea liberada a condición de que se presente una vez a la semana en una comisaría, según fuentes judiciales. Su abogado ha confirmado la decisión. La apelación del escritor satírico Shadi Abú Zeid, imputado en el mismo caso, ha sido rechazada.

Fazi, de 33 años, fue condenada en septiembre a dos años de cárcel y multada con 10.000 libras egipcias (unos 490 euros) por cargos similares en un caso separado relacionado con el citado vídeo. La vista para la apelación está prevista para el 30 de diciembre.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional ha solicitado el archivo de las causas alegando que el vídeo está amparado por la libertad de expresión.

"La decisión del tribunal de ordenar la libertad condicional de Amal Fazi, que ha pasado injustamente los últimos siete meses en prisión, ofrece un atisbo de esperanza de que termine pronto su angustiosa experiencia en la cárcel", ha dicho la directora de campañas de la ONG para el Norte de África, Najia Bounaim.

"Las autoridades egipcias deben acatar ahora la decisión judicial y garantizar que es excarcelada inmediatamente y que se reúne de nuevo con su familia", ha agregado, según un comunicado publicado por Amnistía.

Bounaim ha argumentado que "no basta con ponerla en libertad condicional" y ha sostenido que se la está castigando "sólo por decir pacíficamente lo que piensa sobre el acoso sexual en lo que constituye una indignante violación de su derecho a la libertad de expresión que vulnera las obligaciones internacionales de Egipto y la propia Constitución del país".

"Las autoridades egipcias deben ahora retirar todos los cargos contra ella, anular su sentencia condenatoria anterior y la pena de dos años de prisión, y garantizar que no sufre más represalias por expresar libremente sus opiniones", ha remachado.